el rosario>

Costas exige legalizar Tabaiba para arreglar daños de la riada de 2010

acceso a explanada marítimo de tabaiba derrumbes riada 2012.JPG
El muro de contención, caído en la avenida marítima de Tabaiba desde la riada de febrero de 2010. | DA

VICENTE PÉREZ | El Rosario

El Ayuntamiento de El Rosario ha tenido que devolver 148.651 euros que había recibido del Gobierno central, a través del Cabildo, para reparar daños de la riada de 2010 en Radazul y Tabaiba, al no haberlas autorizado la Consejería regional de Medio Ambiente, en el primer caso, y la Dirección General de Costas, en el segundo, de modo que en 2011 venció el plazo dado por el Ministerio de Política Territorial -del que provenían los fondos- para realizar los trabajos, considerados de emergencia.

En Tabaiba “hay que reparar un muro, donde está la estación de bombeo, y Costas solicitaba al Ayuntamiento la legalización del frente costero, y ahí quería hacer una concesión administrativa”, según explicó en el pleno municipal esta semana el concejal de Obras, Manuel Martínez (del PSOE), a preguntas del portavoz de IR-Verdes, Escolástico Gil, para que explicara a qué se debía la devolución del dinero que figuraba en un decreto.

En concreto, se trata de un tramo de unos 15 metros de muro caído durante las lluvias torrenciales del 1 de febrero de 2010 en la desembocadura del barranco de Los Guirres, correspondiente a la muralla de contención de la avenida Marítima que da acceso a la explanada frente al edificio Jardín del Mar.

En un informe recibido por el Ayuntamiento el 22 de febrero de 2011, Costas advierte de que en esta zona se ha llevado a cabo “una transformación de terrenos ganados al mar que culminó con la construcción en dominio público marítimo terrestre del vial de acceso, un aparcamiento, un paseo y un charco [este ya entonces en trámite de legalización] así como edificaciones residenciales en la servidumbre de protección”, “sin que consten los requeridos títulos habilitantes o autorizaciones que según la legislación de costas les era de aplicación por su año de construcción”. Por tanto, el organismo estatal requirió entonces al consistorio que, si quería reparar la muralla, debía pedir una concesión administrativa “para todo lo construido en dominio público, a excepción del charco; lo que incluiría el aparcamiento, el paseo, la plataforma ganada al mar y su escollera de protección”. Costas admitió que las obras eran de emergencia, y que, como tales, podía autorizar “medidas provisionales de defensa” , pero sin descartar que al final denegara la concesión, en cuyo caso se debía “restituir el terreno a su estado anterior”.

El anterior deslinde público entre los barrancos de Los Guirres y El Chorrillo databa de 1969 y se actualizó, sin cambios en este tramo, el 21 de junio de 2010. La aprobación del nuevo deslinde la notificó el Ministerio de Medio Ambiente al ayuntamiento en julio de 2010.

Por lo que respecta a Radazul, los proyectos subvencionados consistían en una conducción de pluviales y el aseguramiento de un talud en la avenida de Colón.

Tras consultar el expediente de este decreto para devolver el dinero al Cabildo, el portavoz de IR-Verdes manifestó ayer a este diario: “Prometí en el pleno averiguar qué había pasado, y ahora entiendo por qué el gobierno municipal del PSOE nunca se quejó públicamente de perder estas subvenciones; resulta además indignante que, con la que está cayendo, El Rosario pierda 148.000 euros cuando este año el Ayuntamiento sólo prevé 125.000 de inversión propia”.