Maldito parné >

La crisis como excusa – Por María Fresno

El Gobierno de Canarias presentó la pasada semana su proyecto de presupuestos a empresarios y sindicatos. Sin anestesia les comunicó que para el próximo año el recorte será de 575 millones de euros. A esta cantidad hay que sumarle, además, el tijeretazo de Madrid, con lo cual a los canarios se nos presenta un año 2013 que hace honor a su supersticiosa terminación.

Cierto es que el Ejecutivo ha decidido no subir los impuestos. Por el momento. Pero si el 80% del grueso de las cuentas autonómicas se va a las políticas sociales, educación y sanidad, los recortes tendrán que venir, indiscutiblemente, por la parte de las políticas económicas y las inversiones. Para que este tsunami de recortes no arrase con el sector privado, los empresarios propusieron, en la pasada reunión del Consejo Asesor, la reducción del personal sobrante. Se toparon con la negativa del presidente del Gobierno, Paulino Rivero que no quiere renunciar a tener una administración pública absolutamente burocratizada y duplicada. Todo esto con la complacencia del PP, que ahora pide la dimisión de la consejera de Empleo, Margarita Ramos, por criticar a Madrid por cargarse de un plumazo el PIEC. Habría que ver qué hubiese ocurrido al contrario, es decir, si el PSOE gobernara en el Estado y los populares estuvieran en el Ejecutivo regional. Sencillo: se cambiarían los papeles. Y mientras tanto, Coalición Canaria (CC) mira para otro lado, porque solo algunas veces, y digo solo algunas, Paulino Rivero hace un llamamiento a los pajarillos esos que se enamoran y se adentra en lo más profundo del sentimiento canario para recordar lo mal que nos tratan y lo alejados que estamos del resto de la Península.

En Canarias, ya paraíso de los parados, hace mucho tiempo que nadie asume sus responsabilidades. Los políticos se limitan a echarse las culpas unos a otros, y más ahora con la crisis como excusa. Tenemos la clase política peor valorada; y esto no es culpa de los ciudadanos sino de la imagen que dan los políticos de sí mismos. Cuando tenemos que vivir con recortes de millones de euros y en una sociedad absolutamente susceptible, agobiada por las deudas, los impuestos y el paro, los políticos tienen que hacer algo. No pueden dar la imagen de que están en el otro lado del barco, sino que reman al lado nuestro. Sin duda es la única forma de conseguir acabar con esta maldita crisis.

@MariaFresno72 | mfresno.blogspot.com.es