ON AIR > Por Óscar Herrera

¿De qué dependo? – Por Óscar Herrera

Depender de algo no puede ser del todo bueno. No digo que nocivo, pero según los casos, podría llegar a serlo. Hay dependencias físicas, emocionales, cognitivas, fisiológicas, y hasta mentales. Hoy voy a hablar de las futbolísticas. De aquellas que hacen que el buen funcionamiento colectivo de un equipo, dependa de un único jugador, o de dos como máximo.

Le pasó al Tenerife de Oltra en Primera División. Dependía tanto de los goles de Nino, que se comprobó que era insuficiente para lograr mejores resultados cuando Nino no jugase, o simplemente, no estuviese acertado de cara a la portería ese día.

Y en el caso opuesto, el ejemplo de la temporada anterior, la del ascenso a la máxima categoría con el mismo Oltra en el banquillo: Nino se salió, Alfaro también, pero también aportaron goles y asistencias jugadores de la segunda línea, como Juanlu, Richi, Ricardo o Kome.

Y esa suma, no sólo de goles, sino de influencia en los partidos, es la llave maestra para abrir las puertas de un objetivo ambicioso. Esta temporada está volviendo a suceder.

Aridane se está llevando los focos, gracias a sus seis goles, y a sus asistencias para que sus compañeros sean más eficaces. Pero una de las mejores noticias de este Tenerife es la aportación que van dando jugadores como Loro , Chechu, y Victor Bravo.

Sin duda, este Tenerife con dimamita en ataque, será un equipo que tenga más fácil alcanzar sus objetivos, si no hay Aridanedependencia.