tribunales>

“El sistema Atlante sí que se cae”

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

“Nos hemos sorprendido mucho al leer la entrevista. Y más con lo que ha pasado esta mañana. Por eso hemos decidido presentar el escrito y ponernos en contacto con ustedes”. Quien llama a la Redacción de DIARIO DE AVISOS es una funcionaria de un juzgado lagunero cuyo estado de ánimo oscila entre el asombro y la indignación. El motivo no es otro que la controversia acerca del funcionamiento del sistema informático de la administración de justicia en Canarias: el Atlante.

Este rebrote de la polémica arranca con el consejero canario del sector, Francisco Hernández Spínola, que fue tajante en la entrevista concedida a este periódico publicada en su edición del domingo pasado (14/10/12): “No. No se cae. El Atlante es un sistema que está funcionando perfectamente y ha tenido importantes mejoras (…) Hace ya bastante tiempo que no ha habido incidencias en el funcionamiento”.

Para los funcionarios del juzgado lagunero aludido, nada más lejos de la realidad. En el escrito que hasta once de ellos firman junto a sus números del Documento Nacional de Identidad pretenden dejar constancia ante la Dirección General de Justicia de que “el sistema informático Atlante II no ha podido iniciarse hasta cerca de las 11 de la mañana [del pasado lunes], lo que por otra parte ocurre reiteradamente”.

Incluso, los trabajadores del juzgado detallan que “la excepción es que [el sistema] arranque con éxito”. Sin embargo, en el mismo escrito se explica que se pusieron en contacto con Cibercentro donde un técnico les explica que el problema de ese día es de la línea contratada y no del programa, al punto que también estarían afectados los centros de salud. La explicación del operario no es nueva cuando se producen quejas sobre el Atlante, ya que los responsables del mismo suelen señalar a las líneas de transmisión como las causantes de las posibles deficiencias en el funcionamiento del sistema informático.

Por contra, al día siguiente llegó a esta Redacción un escrito firmado por dos delegados de la Sección Sindical de Justicia de Intersindical dirigido a la Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia del Gobierno de Canarias. En el mismo se relata que al sindicato en cuestión han llegado “numerosísimas quejas por parte de funcionarios de la Administración de Justicia que hemos podido comprobar in situ respecto al mal funcionamiento y a las continuas caídas de la aplicación informática Atlante II en el día de ayer [el lunes pasado para el lector], prolongándose en el día de hoy [el martes pasado para el lector] y llegándose a paralizar la actividad en los Juzgados y registros Civiles de Tenerife”.

Como es lógico, los sindicalistas reclaman al referido organismo que adopte las medidas oportunas para poner f in a los problemas.

Además de los citados ejemplos, a este periódico le constan problemas con la informática aquel lunes en juzgados de Icod y de Arona, así como oficinas del registro civil.
Llamada de pago
Cabe reseñar que en el escrito de los funcionarios del juzgado lagunero se detalla que la única fórmula que tienen de notificar incidencias relacionadas con la informática para que sean subsanadas es llamar a un número de teléfono 902.
Las llamadas a estos teléfonos implican un desembolso económico, por lo que no deja de suponer un elemento disuasorio ante posibles quejas reiteradas por este asunto.