ELECCIONES EE.UU. >

Los embarazos después de una violación son “algo que Dios quiere que pase”

DIARIODEAVISOS.COM | Santa Cruz de Tenerife

El aborto ha saltado con fuerza al centro del debate de la campaña estadounidense. ¿Cómo? Los republicanos han vuelto a poner el tema sobre la mesa. Si en agosto un congresista de ese partido dijo que “si se trata de una violación legítima, el cuerpo de la mujer tiene mecanismos para cerrarse del todo” y prevenir el embarazo, ahora la frase es otra, pero viene del mismo partido. El candidato al Senado por Indianapolis el que ha dicho que los embarazos provocados por una violación son “algo que Dios quiere que pase”. El debate sobre la interrupción del embarazo vuelve así a la carrera presidencial a solo 15 días de la cita electoral.

El político Richard Mourdock ha pronunciado la polémica frase este martes en un debate en el Senado, en el que aseguró que la vida comienza con la concepción y mostró su férrea oposición al aborto, salvo cuando la vida de la madre esté en peligro. “Le di muchas vueltas pero me he dado cuenta de que la vida es un don de Dios, y creo que incluso cuando la vida comienza en esa situación horrible de una violación, es algo que Dios quiere que suceda”, dijo.