los llanos>

El exalcalde dice que hizo lo correcto al dar la licencia a la planta de asfalto

La licencia a la planta de asfalto fue otorgada en febrero de 2009 por el Ayuntamiento de Los Llanos. | DA

EUGENIA PAIZ | Los Llanos de Aridane

Juan Ramón Rodríguez Marín, exalcalde de Los Llanos de Aridane y ahora portavoz de Coalición Canaria en el Consistorio, expresó ayer su “respeto a la decisión judicial” que anula la licencia de apertura a la planta de asfalto de Ruiz Romero, SL, en la zona industrial del Callejón de la Gata, licencia que otorgó siendo regidor local en febrero del año 2009.

En declaraciones a este rotativo, el ahora jefe de filas de la oposición municipal en el Ayuntamiento llanense afirma que “Coalición Canaria lo único que puede decir es que ha hecho lo correcto”, y agregó que “nuestro grupo expresa su apoyo total y su respeto a los servicios jurídicos y técnicos del Ayuntamiento de Los Llanos, que han trabajado siempre con una gran honestidad”.

Rodríguez Marín quiso subrayar preguntado al respecto de si valora una posible equivocación sobre su decisión de otorgar la licencia ahora anulada que “las licencias no son actos discrecionales, voluntarios que pueda decidir cualquier político por su propia voluntad, sino que son actos reglados”.

“Nosotros no decidimos en el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane lo que nos vino en gana, sino que tomamos una decisión ajustada a las normas tras conocer los informes previos emitidos por los equipos técnicos”, agregó. Otorgar licencias en zonas industriales, reiteró “no es algo que pueda estar al antojo de ningún político, de ningún responsable público, ha sido una actuación correcta, ajustada a la legislación y que estaba dentro de nuestra obligaciones”.

El portavoz de Coalición Canaria en el Ayuntamiento de Los Llanos, que desconoce si el actual grupo de Gobierno, conformado por populares y socialistas, recurrirá la sentencia, expresó que “esperamos que el Ayuntamiento haga lo mejor para el interés general del municipio”.

[apunte]Antecedentes legales de interés
Volver a los tribunales. El Gobierno analiza estos días, a la espera de un estudio jurídico sobre las consecuencias que en materia de ordenación industrial tendrá el fallo judicial que anula la licencia para esta actividad clasificada, la presentación de un recurso ante los tribunales que podría llegar a enfrentar a los socios de Gobierno.

Primera sentencia.
En el año 2003, tras una primera sentencia que anuló la licencia de la planta de áridos La Barqueta, en Mazo, por estar a una distancia inferior a los 2.000 metros de un núcleo de población, el Consistorio recurrió y ganó, evitando la indemnización. Ese segundo fallo, emitido en 2004 por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias al que ha tenido acceso este rotativo, excluye las distancias y da la razón al Ayuntamiento aplicando “la Ley 1/1998 de Actividades Clasificadas en su disposición transitoria cuarta”. [/apunte]