ELECCIONES AUTONÓMICAS >

Feijóo aumenta su mayoría absoluta en Galicia y el PNV vence en el País Vasco

Alberto Núñez Feijóo
El presidente de la Xunta, y candidato a la reelección por el PP, Alberto Núñez Feijóo saluda durante la comparecencia en la que ha valorado los resultados en las elecciones gallegas donde ha sido reelegido. EFE

ANTONIO RUIZ VALDIVIA (EFE) | Madrid

El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha conseguido aumentar este domingo su mayoría absoluta en la comunidad con tres escaños más que en 2009, mientras que en el País Vasco el PNV ha ganado las elecciones, seguido por la coalición independentista EH-Bildu, con 48 de 75 parlamentarios en conjunto.

Los comicios vascos y gallegos, con una participación más baja que en la anterior convocatoria hace tres años, han supuesto también un batacazo electoral para el PSOE y la pérdida de la Lehendakaritza que ostenta Patxi López.

El PP nacional ha interpretado los resultados de Galicia como un refrendo a su política “seria” y de “austeridad” y a su conocimiento de la realidad y sus medidas para afrontarla, una visión contraria a la del PSOE, que considera un “grave error” que el presidente Mariano Rajoy se sienta avalado por este triunfo para continuar con su política de recortes.

Los electores gallegos han ampliado su confianza en el Partido Popular, con más del 45 % de los sufragios y 41 de los 75 asientos con los que cuenta el Parlamento, tres escaños que los que tenía.

Feijóo, durante la celebración de su victoria, ha querido destacar que no es habitual que con una crisis como la que se está viviendo se haya conseguido una victoria tan amplia, pero ha prometido que va a gobernar para todos.

La segunda fuerza ha sido el PSOE, con alrededor del 20 por ciento de votos y que pasa de los 25 escaños logrados en 2009 a 18, en tanto que irrumpe como tercera fuerza política Alternativa Galega de Esquerda (AGE), encabezada por Xosé Manuel Beiras, que ha arrancado nueve asientos en la Cámara.

El BNG completará la representación en el arco parlamentario, aunque con un grupo más reducido al pasar de doce a siete diputados.

En el País Vasco, el PNV, liderado por Íñigo Urkullu, vuelve a ser la fuerza más votada, con más del 34 % de votos y 27 escaños, aunque ha perdido tres parlamentarios respecto a las anteriores elecciones, cuando el PSE consiguió hacerse con el Gobierno autonómico gracias al apoyo del Partido Popular.

Tras conocerse los resultados y con un escenario de pactos de Gobierno abierto, Urkullu ha ofrecido diálogo y acuerdo al resto de partidos para buscar una fórmula para liderar el Ejecutivo autonómico.

Como segundo partido aparece Bildu, que ha logrado el apoyo del 25 por ciento de los electores que han acudido a las urnas, lo que se traduce en 21 escaños para la formación que ha presentado como cabeza de lista a Laura Mintegi.

El PNV y Bildu han ganado en las tres provincias vascas, incluida Álava donde tradicionalmente los constitucionalistas han tenido más fuerza en anteriores convocatorias.

En tercera posición se sitúa el PSE de López, cuya representación queda reducida de 25 a 16 diputados y deja de ser la segunda formación en la que más confiaban los electores de esta comunidad.

López ha asumido que estos resultados no eran los que esperaban, aunque ha pronosticado que “en estas elecciones no termina la aventura socialista en Euskadi”.

Tampoco ha sido bueno el resultado para el Partido Popular de Antonio Basagoiti en esta comunidad, donde pierde tres escaños y se queda con diez, ni para Ezker Batua que sale del Parlamento de Vitoria.

En cambio, ha conseguido mantener su escaño UPyD, el partido de Rosa Díez.

Estos resultados han sido seguidos con atención en Cataluña, que toma el relevo de Galicia y el País Vasco en el calendario electoral con la celebración de unos comicios adelantados el próximo 25 de noviembre.

CiU ha valorado esta misma noche la “solidez de los partidos nacionalistas” en el País Vasco, que, a su juicio, evidencia que “la España uniforme que pretenden el PP y el PSOE no existe”.

La jornada electoral ha transcurrido en estas dos comunidades con normalidad y sin grandes incidencias, según han informado los gobiernos autonómicos.

La tranquilidad ha sido la tónica de la jornada en el País Vasco, donde por primera vez se votaba sin la amenaza terrorista de ETA, salvo el incidente registrado cuando el lehendakari López ha acudido a su colegio electoral de Bilbao y ha sido acosado por un grupo de personas con pancartas en favor de la banda terrorista.

También se ha manifestado un grupo de unas cinco personas con una pancarta en defensa del Gallego ante el colegio al que ha acudido a depositar su voto el presidente de la Xunta de Galicia.