POLÍTICA >

La delegada del Gobierno pide convicción a la Guardia Civil para afrontar la crisis

FESTIVIDAD PATRONA GUARDIA CIVIL fp
La delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, durante su intervención. | FRAN PALLERO

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

La delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, ha pedido este viernes “convicción y determinación” a la Guardia Civil ante un momento “complicado” en el que la política de reducción de gastos del Ejecutivo central también ha alcanzado a la Benemérita.

Así lo ha manifestado la delegada del Gobierno en el discurso que pronunció con motivo del acto institucional con el que la Guardia Civil festejó el día de su patrona, la Virgen del Pilar, en la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife.

María del Carmen Hernández Bento señaló que la compleja situación económica ha llevado al Gobierno español a impulsar un importante número de reformas marcadas por la austeridad y con el objetivo de lograr la recuperación económica y la generación de empleo.

Esta política de reducción de gastos también ha alcanzado a la Guardia Civil y ante esta situación, prosiguió la delegada del Gobierno, todos “estamos obligados” a hacer las cosas mejor, a actuar “con convicción y determinación” porque “sólo desde la unidad saldremos adelante”.

En su discurso Hernández Bento elogió la función de la Guardia Civil “como instrumento de cohesión y de presencia del Estado” en el archipiélago, en donde hay “un claro consenso” en el respeto por la labor del instituto armado.

Es un trabajo “entregado y constante” que a veces no tiene el protagonismo que merece ni es suficientemente reconocido, con un “esfuerzo y sacrificio demostrables en situaciones complicadas”, añadió la delegada.

Ejemplo de ello, prosiguió, ha sido la labor desarrollada por la Guardia Civil durante el verano en los incendios forestales que se registraron en Tenerife, La Gomera y La Palma, en donde se realizó un importante trabajo que ha continuado posteriormente.

En el mismo acto el general jefe de la Zona de Canarias, Juan Sánchez, transmitió a los canarios “un mensaje de tranquilidad” por cuanto la Guardia “vela por todos”, al tiempo que expresó su ánimo y optimismo a los miembros del cuerpo pese a que se afronta “un futuro cercano con importantes incertidumbres y desafíos”.

El general jefe mostró además su satisfacción por el trabajo realizado por el cuerpo en Canarias aunque este hecho, añadió, no impide reconocer “que podemos hacer más, que debemos mejorar las cifras de criminalidad” y se mostró seguro de que “entre todos vamos a conseguirlo”.

“La seguridad es una condición necesaria para el funcionamiento de la sociedad y uno de los principales pilares para asegurar la calidad de vida de los ciudadanos”, manifestó Juan Sánchez, quien dijo que la sociedad necesita la justicia y los cuerpos de seguridad aunque “la seguridad total no existe”.

También consideró el general jefe que los guardias civiles siempre han sabido dar lo mejor de sí mismos en los momentos y lugares más difíciles, sin que ello impida renunciar “nunca” a sus aspiraciones legítimas de mejora de las condiciones de vida y de trabajo.

Esas aspiraciones se verán colmadas en el momento en el que las circunstancias lo permitan, concluyó el general jefe de la Zona de Canarias en su alocución.

Durante el acto también se procedió a la imposición de condecoraciones, como la Cruz del Mérito Militar y la Cruz al Mérito de la Guardia Civil, se rindió homenaje a los caídos y se efectuón un desfile con parte de los agentes, materiales y vehículos de las diferentes unidades del cuerpo.