custodia hija >

La hija del mosso al que retiraron custodia, marcha con su madre a Cantabria

EFE | Tarragona

Alba, la niña de 4 años y 8 meses que vivía en Cambrils con su padre, Jordi, mosso d’esquadra y a quien una juez de Santander retirado la custodia por un uso abusivo de la patria potestad, ha marchado esta mañana hacia Cantabria con su madre, agente de la Guardia Civil.

La entrega de la niña estaba prevista para el pasado jueves, 11 de octubre, a las 18 horas, pero poco antes la madre envió un SMS al padre informándole de que no comparecería ante la concentración de apoyo convocada a esa hora ante la casa de Jordi por amigos y familiares del agente de la policía catalana.

La entrega se postergó hasta las 10 horas de esta mañana, cuando la madre, vestida de negro y acompañada por otra mujer, se ha presentado ante el domicilio del padre en un vehículo, ha recogido a la niña y se ha marchado.

Una pancarta con el lema “Justicia para Alba” ha presidido la escena, en la que se han vivido momentos de tensión y emoción y que ha acabado con Jordi llorando mientras era consolado por diversos compañeros de los Mossos d’Esquadra presentes.

Los hechos se remontan a abril de 2010, cuando el juzgado otorgó la guarda y custodia de la menor, Alba, de 4 años y 8 meses, a su padre, Jordi, mosso d’esquadra en Cambrils, frente a la madre, que es guardia civil en Cantabria.

Posteriormente, la madre solicitó al juzgado que le fuera devuelta la custodia y subsidiariamente el cambio del régimen de visitas que tenía, solicitud que ha sido ahora atendida mediante sentencia del juzgado de Primera Instancia número 11 de Santander.

La sentencia retira la custodia al padre por el uso de la patria potestad en exclusiva que éste estaba ejerciendo, “obstaculizando de forma consciente, constante y reiterada las relaciones de la madre con su hija”.

Al respecto, Jordi dijo a Efe que “la sentencia es sexista porque se valora más el modelo materno que el paterno y no va hacia la custodia compartida”, además de no preocuparse “por proteger a la niña”.