SANIDAD >

El Hospital reclama a Tenerife sus camas para enfermos mentales

El gerente del Hospital palmero, José Izquierdo, durante jornada de salud mental
José Izquierdo, junto a la consejera de Asuntos Sociales, Jovita Monterrey, la presidenta de AFEM Mari Paz Magdalena, y Félix González. / DA

EUGENIA PAIZ | Santa Cruz de La Palma

La Unidad de Salud Mental en La Palma, representada ayer por el psiquiatra Félix González en la conmemoración del Día Mundial de la Salud Mental, reivindicó la asignación de camas para el Hospital palmero de la denominada Unidad de Rehabilitación Activa, un recurso provincial para pacientes crónicos que pese a tal condición sigue concentrado en la vecina isla de Tenerife.

De nada ha servido, al menos hasta la fecha, que tanto la gerencia del hospital palmero como los especialistas en psiquiatría de la Isla reclamen estas plazas “concebidas para ofertar tratamiento, asistencia y rehabilitación del enfermo mental grave en régimen de hospitalización”. Esta carencia del sistema sanitario en La Palma, condena a los pacientes palmeros a un desarraigo familiar y social desaconsejado desde un punto de vista clínico. Paralelamente supone un coste económico añadido, en muchos casos imposible de asumir, para los parientes del enfermo.

Así lo explicó ayer González en la comparecencia pública que realizó junto a la presidenta de la Asociación de Familias y Personas con Problemas de salud Mental de La Palma (AFEM), Mari Paz Magdalena, la consejera de Asuntos Sociales, Jovita Monterrey, y el gerente del Hospital palmero, José Izquierdo Botella, quienes se sumaron a la reivindicación en un llamamiento conjunto a las autoridades sanitarias para disponer de unas camas de hospitalización absolutamente necesarias.

Pese a compartir los argumentos de Félix González en esa “demanda histórica”, Izquierdo Botella dejó claro que una ampliación de camas en el centro sanitario insular en estos momentos “sería tremendamente difícil” dadas “las muchísimas dificultades que tenemos para mantener los recursos actuales” como resultado de la recesión económica. La Isla sigue contando con dos centros de día para personas con enfermedad mental, Los Pedregales en Los Llanos y Villa Flora en Breña Baja.

Crisis y salud mental

Unos 7.000 palmeros padecen alguna enfermedad mental según los estudios epidemiológicos. Los especialistas prevén un aumento de esta cifra en base al impacto de la recesión económica.

La angustia generada en el núcleo familiar por una situación prolongada de paro incidirá directamente en la estabilidad y los cánones de seguridad y confianza de los niños que crecen en estas familias. Félix González subrayó que “las personas que manejan los presupuestos se olvidan de que han de cuidar a los sectores más vulnerables de la sociedad, que hay que invertir en salud ”.

Las enfermedades mentales más frecuentes en La Palma, como en el resto de Canarias, son los trastornos de ansiedad y la esquizofrenia, además de las patologías circunscritas al ámbito de la psiquiatría infanto-juvenil, entre las que figuran los trastornos del desarrollo, la hiperactividad y el déficit de atención, entre otros. González dijo ayer que “la inversión en salud mental genera un capital humano muy importante” y advirtió de que “el 30% de los niños en Canarias están ya por debajo del umbral de la pobreza y eso significa que nuestra infancia está muy desprotegida”.

Pese a los malos pronósticos derivados de los recortes económicos en sanidad y de la supresión de subvenciones estatales y regionales que hasta la fecha han permitido la consolidación de programas de apoyo y prevención, el Hospital palmero “ha incrementado en los últimos dos años el 25% el número de facultativos en salud mental, un aumento que también se ha reflejado las consultas”.

[apunte]

Sin estigmas

Técnicos, personas con enfermedad mental y familiares saldrán a la calle durante los próximos días para tratar de normalizar conceptos que hasta la fecha han supuesto un estigma social y que deberían estar erradicados. La presidenta de AFEM agradeció ayer la colaboración del Cabildo desde 2004 y del Hospital General de La Palma en la celebración de unos actos que incluyen la instalación de mesas informativas, una ruta guiada por la Ciudad en el Museo y hasta una muestra de trabajos realizados por personas ingresadas en la Unidad de Internamiento Breve del Hospital General de La Palma.

[/apunte]