POLÍTICA >

La huelga general, a debate

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

El anuncio oficial de la huelga general para el día 14 de noviembre, la segunda que se convoca este año, tiene diferente lectura según el partido político. Desde el apoyo firme y expreso de Nueva Canarias (NC) hasta el rechazo del Partido Popular (PP), pasando por la ambigua comprensión del PSC y de Coalición Canaria (CC).

Al fin y al cabo los sindicatos canarios no solo llaman a la movilización contra las políticas del Gobierno de Mariano Rajoy sino también contra las del Ejecutivo de Paulino Rivero.

El secretario general de UGT Canarias, Gustavo Santana, ha afirmado, en este sentido, que “entendemos que el Gobierno regional tiene una responsabilidad absoluta con todo lo que ha venido sucediendo en los últimos años, producto de una mala gestión económica y política”.

Santana ha señalado que el Ejecutivo autonómico puede hacer otro tipo de políticas. “Están haciendo un continuismo de las políticas de recortes y de aplicación neoliberal que están aplicando en el resto de Europa y en el Estado. Aunque aquí nos digan que están haciendo todo lo contrario, eso no es cierto”, apuntó. Por eso, las organizaciones sindicales convocan también la huelga contra el gabinete de Paulino Rivero. Una convocatoria que tiene, apuntaron, carácter de huelga popular, social y de consumo.

El Ejecutivo canario se ha manifestado en contra de esta huelga general. La directora del Servicio Canario de Empleo, Dominica Fernández, afirmó la pasada semana que no era el momento de una huelga general contra las políticas del Gobierno regional, sino de más unión de los agentes sociales y partidos del Archipiélago contra los ajustes que impone el PP desde Madrid.

CC y el PSC entienden que hay razones para el descontento entre la sociedad canaria, pero recuerdan que las políticas que ha tenido que adoptar la Comunidad Autónoma han venido impuestas por las decisiones del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Ambos partidos han enfatizado que las partidas destinadas a las Islas en las cuentas del Estado tienen una consecuencia directa sobre los presupuestos de Canarias.

La huelga general del próximo 14 de noviembre coincidirá con los paros convocados también para ese día en Malta, Chipre y Portugal, así como con la campaña electoral en Cataluña y la tramitación parlamentaria de los presupuestos del Estado.

Se trata de la séptima huelga general, de un día de duración, de la historia democrática de España. Es también la primera vez que se celebrarán dos convocatorias de estas características dentro de un solo ejercicio, así como la primera vez que se realizan dos contra un mismo gobierno.

29 DE MARZO

La protesta del próximo 14 de noviembre llega así tan solo ocho meses después de la última huelga general del país, que tuvo lugar el pasado 29 de marzo y que se convocó en contra de la reforma laboral del Gobierno estatal.

En aquella fecha, más de 170.000 canarios de todas las Islas salieron a la calle para mostrar su rechazo a las medidas que conformaban esta reforma, a la que calificaron de “discriminatoria” con los parados de larga duración y en contra de la clase trabajadora, de los jóvenes y del crecimiento económico. Criticaron, además, que convierte el despido en un recurso “fácil, rápido y barato”. Manifestaciones masivas que se repitieron en todas las ciudades del país, congregando hasta a 170.000 personas en Madrid y 275.000 en Barcelona.

Aunque las manifestaciones fueron un éxito, el seguimiento de la huelga estuvo marcado por la disparidad de criterios entre los sindicatos y las patronales, ya que mientras los primeros lo calificaron de “histórico”, los segundos hablaron de “total normalidad”.