La Laguna

Julia Dorta: “Retirar los patos de la Catedral no es un capricho”

PATOS PLAZA DE LA CATEDRAL LA LAGUNA
Charca de los patos ubicada en la plaza de la catedral lagunera. / DA

J. F. JURADO | La Laguna

La intención del Ayuntamiento de retirar los patos de la plaza de la Catedral, dada a conocer por la concejala Julia Dorta, está siendo objeto de una contestación importante por parte de los ciudadanos laguneros, especialmente en las redes sociales.

En Facebook, por ejemplo, se ha montado un grupo contrario a esta medida que ya cuenta con más de 600 seguidores, mientras que en change.org, una plataforma de activismo online, otro sector crítico ha iniciado una campaña de recogida de firmas en contra de lo que consideran la desaparición de un referente histórico de la ciudad.

Dorta, sin embargo, no parece dispuesta a ceder a las presiones. Asegura que se trata de una decisión bien argumentada, tanto desde el punto de vista higiénico como normativo, y que, en cualquier caso, “los patos no desaparecerán de la plaza de la Catedral”, ya que su intención es que su lugar sea ocupado por “una pequeña escultura que los recuerde”. “No se trata de ningún capricho”, sentencia la edil de Coalición Canaria, que prevé materializar el traslado en cuanto den comienzo las obras de rehabilitación de la plaza, en el plazo de unos pocos meses.

La futura nueva ubicación de los patos está por decidir: “Una opción es el parque de La Vega, pero también está la posibilidad de que los traslademos al parque de La Constitución o a la zona de la antigua laguna, que tenemos previsto recuperar a través del nuevo PGO”. En cualquiera de estos lugares, entiende, los “animales estarán en mejores condiciones que en las actuales”.

Otro argumento “de peso”, continúa, es que “no existe ninguna ciudad patrimonio en cuyo espacio urbano transitable se puedan encontrar animales de este tipo”. “Los patos, además, generan infecciones y están mal alimentados. Encima, atraen a las palomas y, si por un lado estamos intentando sacarlas de la ciudad, por otro, manteniendo ahí los patos, estamos contribuyendo a que no se vayan”, dice.