adeje >

Mayor seguridad para los parapentistas

PARAPENTISTAS ADEJE
Taucho, un destino referencia para volar en Europa, por la variedad de corrientes térmicas. / DA

NICOLÁS DORTA |Adeje

Hace más de 20 años que en los cielos de Adeje se ven parapentistas. Despegan de las laderas de Taucho, uno de los puntos más interesantes y concurridos de la Isla, de los más importantes de Europa, según los expertos, para lanzarse al vuelo en silencio, casi todos los 365 días, impulsados por las corrientes térmicas. Durante la temporada de otoño-invierno, más de 1.000 turistas se acercan hasta Taucho.

Los parapentistas suelen aterrizar pasando la autopista, a unos veinte metros de altura, asumiendo el riesgo, en un solar cercano a un centro comercial, pero no hay un punto de referencia.

Esto ya no será así gracias a que el Ayuntamiento de Adeje habilitará un terreno municipal en el Polígono de Las Torres, por la parte superior de la carretera. Así lo asegura el edil de Urbanismo, José María Álvarez Acosta tras llegar a un consenso con la Federación Canaria de Deportes Aéreos, y los dos clubes locales: el Club de Parapente Taucho y el Club Parapente Costa Adeje.
Según los parapentistas y el Consistorio, el terreno reúne las condiciones necesarias para que el aterrizaje se realice con todas las garantías de seguridad.

La idea es que esté habilitado en el puente de diciembre antes de un campeonato internacional que se llevará a cabo en la zona. “Será necesario realizar algunas labores de adecuación en el terreno para que los deportistas puedan utilizarlo con total seguridad”, subraya el responsable de Urbanismo.

Cristo Afonso, adejero y miembro fundador del Club Parapente Taucho, agradece el trabajo del Ayuntamiento en una demanda necesaria para este colectivo y subraya que dentro de las condiciones que el parapente necesita y teniendo en cuenta la orografía del municipio, “tenemos el mejor sitio posible, por su seguridad”.

Hasta el momento no ha pasado ningún accidente de gravedad, salvo esguinces y pequeñas caídas, que recuerde Cristo Afonso, pero “el riesgo está ahí”, matiza. “El parapente es un deporte de riesgo y como todo hay que tomar precauciones, pero es seguro si tomas medidas”, explica este adejero.

[apunte]

Muchos turísticos

Cristo comenzó hace 17 años a volar, primero como aficionado y ahora como profesional, con los llamados “vuelos turísticos” para dos personas. Es un parapente mayor y “bastante seguro”, argumenta. Este adejero es autónomo y de media en temporada de invierno al día pueden pasar por su biplaza unos 30 turistas. En temporada baja son unos 10 diarios. El negocio se mantiene hasta ahora. Por cada vuelo cobra 90 euros. Normalmente se anuncia con turoperadores o en agencias, “como el que vende otra atracción más en la Isla”, explica.

[/apunte]