Puerto de la Cruz >

La obra de la estación de guaguas portuense obliga a desalojar los autobares

Demolinción autobar Victoria Puerto de la Cruz
El Ayuntamiento procedió el lunes a demoler el autobar Victoria, cerrado hace ocho años y que se encontraba en malas condiciones. / MOISÉS PÉREZ

GABRIELA GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

La reforma de la antigua estación de guaguas, un proyecto muy demandado por los vecinos de Puerto de la Cruz, y que está cada vez más cerca, obliga a desalojar los dos autobares que se encuentran ubicados por encima del recinto. Uno de ellos, el Victoria, cerrado hace ocho años, fue derribado el lunes debido a las condiciones de insalubridad en las que se encontraba.

El local anexo tiene autorización para seguir funcionando hasta que se concrete el proyecto, según fuentes municipales, pero sus dueños prefirieron no hacer declaraciones a DIARIO DE AVISOS sobre este asunto. Tener desalojado el solar municipal en el que se sitúan estos bares móviles es uno de los requisitos para que se puedan realizar el anteproyecto y el estudio de viabilidad de la estación de guaguas, que tienen que estar presentados antes del 31 de octubre, con el objetivo de que las obras puedan salir a concurso antes de final de año.

Así lo confirma el concejal de Urbanismo, Sebastián Ledesma, quien añade que el proyecto contempla un parking de guaguas en superficie que iría situado en el terreno de propiedad municipal, mientras que en el inmueble de la calle El Pozo se levantaría un edificio de usos múltiples con aparcamientos, locales comerciales y, en un futuro, se podrían trasladar las dependencias de la Policía Nacional, dado que las actuales se encuentran en un estado deficiente. No obstante, aclara el edil, ello dependerá de los acuerdos futuros que se adopten con el Ministerio del Interior. Todo ello también traería aparejado una reforma en el actual edificio de este cuerpo de seguridad, que daría lugar a un espacio libre con parques y jardines.

Los pasos siguientes a la presentación del anteproyecto y el estudio de viabilidad son el concurso público de las obras, la redacción del proyecto definitivo, la gestión y la explotación de los locales comerciales.

La estación de guaguas fue cerrada al público en noviembre de 2009 para acometer “de forma inmediata” su remodelación, tal y como acordaron entonces el Ayuntamiento y el Cabildo de Tenerife. En ese momento, las guaguas de TITSA y la oficina de venta de billetes y atención a los usuarios fueron trasladados a la avenida Hermanos Fernández Perdigón, donde operan hasta la actualidad.