CD TENERIFE > un pÚgil muy birria

De parar goles a parar golpes

ÓSCAR HERRERA | Santa Cruz de Tenerife

smibrahim lopez 05.jpg
Ibrahim López, ayer en el hotel Iberostar Mencey. | S. M.

Iba para portero, pero una inoportuna lesión truncó su sueño de dedicarse al fútbol. “Me lesioné y me operaron de los abductores”, declaró ayer el púgil de Candelaria al espacio Onda Deportiva, de la emisora Teide Radio-Onda Cero. Su abuelo fue portero del histórico Atlético Aviación de Madrid. Tal vez de ahí le viene su gusto por los rojiblancos.

Con 16 años realizó una prueba, durante una semana, en el juvenil del Real Madrid. “Era juvenil de primer año”, recuerda López, “no cuajó, porque yo iba a ir al juvenil C del Madrid, había unos porteros que la verdad eran muy malos. Pasamos la prueba dos porteros entre 400 aspirantes”, señala Ibrahim. “Al final vino Vicente Del Bosque, que era coordinador de filales del Real Madrid y dio por terminada la prueba”, rememora el boxeador tinerfeño. “Me dio rabia porque minutos antes me habían convocado para un amistoso con el Atlético de Madrid”. Al volver a Tenerife, “un poco desmotivado”, siguió intentándolo, pero “me lesioné en los abductores, me operaron, no quedé bien y ya lo dejé”. En el Puntalarga de Candelaria dejó de jugar al fútbol y le empezó a entrar la pasión por el boxeo.

Hizo el saque de honor junto al campeón argentino ‘Maravilla’ Martínez en el Heliodoro Rodríguez antes del Tenerife-Avilés del domingo. “Fue un momento especial cuando estaba en el túnel de vestuarios y el segundo entrenador del Tenerife, Roberto, que es mi amigo, me dijo: ¿Qué, cuántas veces has soñado subir estas escaleras de acceso al campo?. Y la verdad es que sí, que fue un sueño hecho realidad”, dice emocionado el candelariero. Agradece el cariño del público del Heliodoro, aunque “entre los nervios y la emoción, no me di cuenta de que me estaban cantando y coreando mi nombre desde el Frente Blanquiazul. Cuando me lo dijeron luego, me quedé flipando”, afirma.

Antes del combate que lo proclamó campeón de España del peso crucero , salió al ring con la camiseta blanca del CD Tenerife que le había dejado Luismi Loro. “Iba a salir con la camisa verde del Tenerife, pero me dijeron que estaba gafada. El propio Suso me comentó que no saliera con ella ni de broma y al final Luismi me dio la blanca”, comenta entre risas. Es sabido la buena relación entre el boxeador y los jugadores blanquiazules Suso y Luismi Loro.

“A Suso lo conozco hace tiempo, incluso fue alumno mío antes de irse a Escocia”, indica López. “A Luismi lo conozco hace poco y hemos ido labrando una buena relación estos meses”. Loro es un apasionado del boxeo. “Entiende bastante”, dice Ibrahim. “Y aparte que lo practica y es bueno es valiente y tiene un montón de nociones”, señala sobre el atacante de Fuenlabrada del CD Tenerife. “No soy nadie para darle consejo a los jugadores del Tenerife”, dice con humildad.
“Ellos saben muy bien lo que hacen y tienen buenos entrenadores. Que salgan a defender estos colores que mucha gente siente y nada más”, concluye el púgil chicharrero, que por unos minutos recordó lo que hubiera sucedido si al final el Real Madrid lo hubiera elegido para ser portero de los blancos.