Anselmo Pestana Padrón > secretario general del psc-psoe en la palma

Pestana: “Me gustaría ser presidente del Cabildo con el voto de los ciudadanos”

DAVID SANZ | Santa Cruz de La Palma

Anselmo Pestana
Anselmo Pestana. / DA

El pasado domingo, los socialistas palmeros eligieron a Anselmo Pestana como secretario general del PSOE en la Isla. Su candidatura salió con el apoyo del sesenta por ciento de los delegados, frente a la de Rita Gómez Castro, que obtuvo el otro cuarenta. Pese a los esfuerzos por transmitir unidad a la opinión pública, en un enfrentamiento así las diferencias previas se hacen más patentes y vuelven a supurar heridas que aparentaban estar cerradas. Pestana se caracteriza por ser un político de diálogo y de consenso, capaz de reconducir esta brecha orgánica que ha podido dejar el congreso. Con todo, ese no será el reto más difícil que le tocará lidiar en momentos tan convulsos para la sociedad y la política.

-¿El partido ha salido muy dividido de este congreso?

“No. Lo que ocurre son las circunstancias normales que suceden cuando hay dos candidaturas, donde existen lógicas diferencias, pero nada más. Si analizamos comparativamente los resultados de otros congresos con más de una candidatura, estoy convencido de que hemos salido mejor parados que en los de otros partidos y que en los del propio Partido Socialista”.

-¿Va a propiciar algún cambio en la política de pactos en la Isla?

“Esa no es la idea. Lo fundamental es que los políticos no seamos parte del problema que vive la sociedad en estos momentos, sino todo lo contrario. Lo fundamental es ser personas responsables, llevar la gestión a buen término y conciliar los intereses de los ciudadanos con las circunstancias actuales que también son muy negativas para las administraciones públicas. Pero no creo que sea un buen espectáculo estar con cambios en las corporaciones. Lo que hay que hacer es respetar los pactos a los se que han llegado en cada una de las corporaciones y trabajar, trabajar al máximo, con nuestra impronta e innovando mucho porque ahora tenemos que sacar adelante la gestión con unos recursos que cada vez son más menguantes”.

-Hablan de otra forma de hacer las cosas. ¿También tendrá otra manera de dirigir el partido?

“En cuanto a la dirección del partido es verdad que la impronta personal de cada uno es fundamental. Manuel Marcos deja un buen legado, en el sentido de que las aguas están tranquilas dentro del partido. Siempre hay discrepancias, es normal en todas la organizaciones. Pero predomina un sentido de unidad que hizo fuerte al partido en La Palma. En cuanto a la gestión, se basa en poner lo mejor de cada uno de nosotros en las instituciones. Estamos demostrando que en nuestras áreas somos capaces de impulsar proyectos, de intentar, con los escasos recursos que tenemos, hacer otro tipo de políticas. La preocupación más importante que tengo es la situación económica de la Isla. Debemos dar una salto de gigante en el desarrollo económico insular, aún en circunstancias muy adversas como las que estamos viviendo”.

-¿Qué tal es la relación con la dirección regional del PSOE después de las fricciones que se produjeron en la gestión de los pactos de gobierno?

“La relación es muy buena, incluso en el terreno personal, porque con muchos de los miembros de la dirección del partido fui compañero en el Parlamento de Canarias o en la ejecutiva regional. Con el resto de secretarios insulares también tengo muy buen relación”.

-Dos agrupaciones locales de bastante peso en la organización insular, como Los Llanos de Aridane y San Andrés y Sauces, no le respaldaron. ¿Consiguió hacer una dirección insular integradora?

“Por supuesto que están integrados, como no podía ser de otra manera. Quizá no como ellos hubiesen querido, ni a lo mejor tampoco como yo habría querido. Pero bueno, cedimos ambas partes y tenemos una ejecutiva integradora. En cualquier caso, lo importante no es lo que ha sucedido en el congreso sino lo que va a ocurrir en los próximos cuatro años. Con el trabajo de todos, las asperezas se van a ir limando y nos ayudarán a hacer la autocrítica necesaria, en una sociedad que tiene que practicarla para afrontar su futuro”.

-¿Cuáles son los objetivos para los próximos años desde el punto de vista orgánico?

“Recuperar mucha afiliación para el partido. Animar procesos como el que ha ocurrido en Santa Cruz de La Palma, donde se han incorporado 23 jóvenes de golpe. Da una enorme alegría ver que en tiempos tan difíciles para la política haya gente capaz de comprometerse como militantes de base. Tenemos el objetivo de duplicar la afiliación. Es muy ambicioso, lo sé, pero creo que lo podremos lograr. Además queremos impulsar la preparación, con una escuela de formación en la Isla. También tenemos que hacer un importante trabajo de colaboración con los comités locales para mejor en comunicación, donde los profesionales nos dicen que somos unos amateur. En lo que se refiere al trabajo en las instituciones, tenemos que estar pendientes sobre todo de mejorar las condiciones para dinamizar la economía, que es la mejor receta para generar puestos de trabajo”.

-¿Cómo se puede conseguir esta dinamización?

“Eso pasa por mejora el planeamiento donde se necesite. También colaborar con el sector empresarial local para que apueste por esta isla porque hay muchos empresarios palmeros que invierten fuera. Esto habla mucho de la desconfianza que existe para desarrollar proyectos en nuestras islas. Y, sobre todo, diversificar la economía. En temas de desarrollo tecnológico, comunicaciones y turismo. Esto va a arrastrar del resto de sectores, especialmente del primario. Desde el Cabildo ya hemos dado los primeros pasos para modificar el Plan Turístico, flexibilizándolo para favorecer la legalización de algunas actuaciones y otras iniciativas que el Plan dificultaba. La realidad es que, aún en momentos de crisis, hay emprendedores dispuestos a invertir en La Palma”.

-¿La oposición en el Cabildo ha criticado que no ha supuesto ningún cambio su entrada en el grupo de Gobierno?

“Es un discurso muy estereotipado. Incluso han ido a rebufo en la críticas a nuestras iniciativas, como en la modificación del Plan Territorial, que al decirle que íbamos a hacer cambios, sacaron un comunicando criticando el retraso del mismo. Esta es la lógica de cómo funcionan a veces las cosas, por desgracia, en política”.

-¿Qué objetivos políticos se plantea de aquí a cuatro años; aspira, por ejemplo, a ser nuevamente candidato al Cabildo?

“Creo que he sido claro durante todo el proceso en este aspecto y la militancia ha reforzado la idea de que el secretario general debe ser, de forma natural, un candidato insular. Puede ser al Parlamento de Canarias, que tiene circunscripción insular, pero ahí tenemos a Manolo Marcos para tiempo. Y tenemos otra candidatura, la del Cabildo. En esa he puesto todo mi esfuerzo y me gustaría ser presidente con el voto de los ciudadanos. Sé que también hay otras vías para llegar, pero preferiría hacerlo con el apoyo de los ciudadanos en las nuevas elecciones. Porque creo además que está a nuestro alcance conseguirlo. Creo que estamos en condiciones de dar un salto importante en La Palma y para ello es vital el trabajo que se hace en el ámbito local, que permite que en el Cabildo se recojan mejores frutos”.

-Nombró antes a Manuel Marcos, su predecesor. ¿Cómo ve su futuro en el partido en la isla de La Palma?

“Actualmente tiene una gran responsabilidad regional. Es vicesecretario del PSOE en Canarias. Es una persona de valía, con una trayectoria reconocida y reconocible, a quien le queda tiempo y cosas que dar en política; y creo que, por el bien de La Palma, es bueno que las dé”.