tenerife>

Proponen ampliar hasta 5 meses la apertura de los guachinches

reunion guachinches
En mayo, las partes implicadas pidieron al Gobierno canario la elaboración de la normativa. | DA

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias celebró ayer la primera reunión para conocer la opinión del Cabildo de Tenerife y los ayuntamientos y asociaciones sobre el borrador del decreto que regulará la actividad de los guachinches. Este documento, elaborado por la vicepresidencia de Administraciones Públicas a petición de los colectivos afectados, fue remitido recientemente a los interesados con el fin de que entre todas las partes definan un texto que satisfaga a todos.

Una de las demandas puestas sobre la mesa por varios de los municipios afectados es que el plazo máximo de apertura de estas instalaciones se amplíe a cinco meses. El borrador del texto precisa que la licencia para ejercer esta actividad será de tres meses, que se puede ampliar, en caso de que haya excedente de vino, en un mes más. Así, algunos ayuntamientos han solicitado que este tiempo sea de dos meses.

El objetivo del Ejecutivo regional es, una vez que se estudien las sugerencias aportadas por las todas las partes y se elabore el documento definitivo, que se continúe el procedimiento legal, que requiere varios informes. Una vez concluido este paso, se pasará a la fase de consulta pública, con el objetivo de que pueda estar en vigor en unos seis meses, explicó a DIARIO DE AVISOS la viceconsejera de Administraciones Públicas, Carmen Nieves Rodríguez Fraga.

Al encuentro de ayer asistieron, junto la viceconsejera, representantes de la Dirección General de Ordenación Turística y del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA), ambos del Gobierno regional. Además, asistieron miembros del Cabildo tinerfeño, los ayuntamientos afectados (La Matanza, La Victoria, Santa Úrsula, La Orotava y Los Realejos), y los colectivos Asociación de Viticultores de Tenerife (Asviten) y Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa del Valle de La Orotava (Apymevo).

PETICIÓN UNÁNIME
Cabe recordar que en el mes de mayo las partes implicadas solicitaron al Gobierno canario la elaboración de una regulación dado que se había detectado la proliferación de los guachinches ilegales. Se trata de aquellos establecimientos que no cumplen los requisitos para ser considerados como tal, lo que ocasiona, por tanto, una competencia desleal para el sector de la restauración. Tras el encuentro, Rodríguez Fraga insistió en que la reunión tenía como fin que todos expusieran sus impresiones sobre el borrador del decreto, al igual que posibles sugerencias. Además, hizo hincapié en que los asistentes mostraron su “satisfacción” no solo por la elaboración de este texto, sino por la rapidez de su tramitación. Añadió que estas aportaciones ahora serán estudiadas desde el punto de vista técnico y legal.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo, José Joaquín Bethencourt, incidió en que las aportaciones de la Corporación insular van referidas a la normativa territorial y la consideración de la actividad desde el punto de vista agrícola y no turístico.

[apunte]Peticiones de las administraciones y colectivos afectados
Prórroga de dos meses. Una de las demandas tenidas en cuenta, y que ahora se estudiará, es que se dé una prórroga de dos meses, en vez de uno, para los guachinches que cuenten con excedente de vino, una vez transcurridos los tres meses de permiso para la apertura.

Normativa territorial. El Cabildo tinerfeño ha propuesto dos sugerencias, una relacionada con la normativa territorial, y otra con la consideración de la actividad como turística. Esta administración apuesta por que esté contemplada como actividad agrícola. Además, destacaron que muchas de las condiciones que recoge este proyecto de decreto proceden de la normativa elaborada por la Corporación insular en 2009 para intentar poner orden en el sector.

Establecimiento. Otra de las aportaciones va en la línea de precisar en el texto cuál será el local utilizado para la venta del vino. Asimismo, se ha pedido más claridad con el código técnico de edificación y que se controle que no se hagan nuevas construcciones para llevar a cabo la actividad.

Titular de la explotación. Se permitirá que en caso de que el titular de la parcela no pueda ejercer la actividad lo haga un familiar de éste. [/apunte]