Presupuestos Generales del Estado >

El PSOE pide incrementar las partidas de políticas activas de empleo en Canarias

EUROPA PRESS | Madrid

El PSOE ha registrado este viernes más de 600 enmiendas parciales al proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2013, y en el caso de Canarias, piden aumentar las partidas de las políticas activas de empleo por tener una tasa de paro superior a la media nacional.

Entre otras cosas, prevén también recuperar medidas abolidas por el Gobierno ‘popular’ como la Renta Básica de Emancipación o los tipos del IVA anteriores a la subida de septiembre, así como prorrogar el Plan Prepara tal y como lo configuraron los socialistas y contratar de nuevo orientadores y promotores de empleo.

Así, en sus enmiendas al gasto priman sobre todo las medidas para favorecer la recuperación económica y potenciar la creación de empleo, así como incrementar el gasto social. Entre otras cosas, los socialistas proponen restablecer la Renta Básica de Emancipación para favorecer el acceso de los jóvenes a la vivienda.

FONDO DE EMPRENDEDORES

Además, el PSOE recupera su propuesta de crear un Fondo para la Financiación de Pymes y Emprendedores que dé crédito a los parados de larga duración y jóvenes desempleados que opten por el autoempleo, así como a las pequeñas empresas y emprendedores que creen puestos de trabajo cualificado, así como para la innovación, la internacionalización, la mejora de la productividad o la mejora de la cualificación.

La idea es que el fondo cuente con 5.000 millones de euros con cargo a deuda pública para conceder créditos a un tipo de interés del Euribor a doce meses más 50 puntos básicos, con los que financiar el cien por ciento de las inversiones e incluso las necesidades de liquidez de las nuevas empresas. Para conceder esta liquidez, sólo se tendrá en cuenta la viabilidad del proyecto, y no las garantías reales de recuperación del crédito, como hacen las entidades.

Una parte de este fondo, de al menos 1.680 millones, estará específicamente dirigida a los jóvenes, tanto los que busquen una primera experiencia formativa (hasta 560 millones) como a quienes se dirijan a la formación dual en empresas (1.120 millones).

Con el mismo objetivo de atajar el paro juvenil, que supera el 50%, el PSOE propone en otra enmienda un Plan de Empleo Juvenil. Además, también reclama que se prorrogue el Plan Prepara en su configuración original y que se mantenga “hasta que la tasa de desempleo alcance el 15%”. Asimismo, propone reponer con 60 millones de euros las partidas destinadas a la contratación de 1.500 orientadores y otros tanto promotores de empleo.

Las enmiendas de gasto relativas a políticas activas de empleo se completan con la propuesta de incrementar en 131 millones la dotación económica de los planes integrales de empleo de comunidades autónomas como Canarias o Extremadura, donde el paro es superior a la media, así como crear un plan específico para Andalucía. También incluyen en esta iniciativa a las zonas azotadas por inundaciones e incendios, con el objetivo de recuperar su actividad económica.

INDUSTRIA E INFRAESTRUCTURAS

Con respecto a la industria, los socialistas piden 200 millones adicionales para el programa de apoyo a al competitividad de sectores estratégicos industriales, otros 200 millones para los programas de reindustrialización de zonas desfavorecidas y afectadas por la deslocalización o ajuste de industrias maduras (como el textil o los juguetes), y 145 millones más para el Fondo Financiero para la Modernización de las Infraestructuras Turísticas (FOMIT).

Asimismo, proponen destinar 25 millones adicionales a las Agrupaciones Empresariales Innovadoras (AEI) con el objetivo de “promover la consolidación y crecimiento de los ‘clusters’ de mayor potencial de internacionalización”, así como incrementar la dotación para potenciar el reconocimiento y profesionalización de organizaciones que desarrollan servicios de intermediación entre empresas y potenciales inversores.

Con respecto a las inversiones en infraestructuras, que sufren grandes caídas, el PSOE reclama que se prioricen las grandes redes transeuropeas y corredores ferroviarios, dotando con 700 millones extra al Plan de Impulso al Transporte Ferroviario de Mercancías, la conexión a los puertos, los cercanías y el mantenimiento de carreteras.

También consideran necesario aumentar en 40 millones de euros la dotación del Fondo de Carbono para la Economía Sostenible con el objetivo de “generar actividad económica baja en carbón”.

CAMBIOS IMPOSITIVOS

Por otra parte, en materia de ingresos los socialistas han presentado enmiendas que incrementarían la capacidad económica del Gobierno en 6.717 millones de euros, con la supresión del incremento del IVA que entró en vigor en septiembre (-3.917 millones de recaudación) y del gravamen complementario del IRPF (-1.436 millones).

En relación a este impuesto, el PSOE también propone limitar a 45.000 euros las reducciones aplicables a primas o bonos percibidos por directivos y que se generan en más de dos años, a los que actualmente se aplica una reducción de 40% con un límite de 300.000 euros anuales.

También pide limitar el importe de las aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social para que no se beneficien sólo las rentas más altas, sino “todos aquellos contribuyentes que utilizan este mecanismo como auténtica previsión social complementaria, y no como un producto más de ahorro”.

La iniciativa socialista deja fuera de la modificación a las aportaciones y contribuciones a favor de personas con discapacidad y deportistas profesionales.

Por último, también se deberían limitar, según el PSOE, las reducciones de ingresos de propietarios por arrendamientos de vivienda, que actualmente oscilan entre el 60 y el 100% y no tienen en cuenta los ingresos. Así, se propone limitar el beneficio fiscal a “una cuantía razonable y compatible con la finalidad de estimular el alquiler”.

IMPUESTO DE SOCIEDADES

Con respecto al Impuesto de Sociedades, las enmiendas van en la línea de fijar un suelo del 15% en el tipo con el objetivo de poder dejar “absolutamente intactas” las exenciones y deducciones existentes. Así, el gravamen sería aplicable a sociedades a partir del importe neto de 20 millones de euros de negocio, y podría recaudar 2.950 millones adicionales.

También se propone incrementar la base sobre la que se calcula el límite de deducibilidad al 30% de los gastos financieros, con lo que se añadirían otros 1.400 millones a las arcas del Estado.

NUEVOS IMPUESTOS

Otro bloque de enmiendas se refieren a la creación de nuevos gravámenes, como el de Transacciones Financieras en el mercado secundario (+1.500 millones) o el de Grandes Fortunas (+4.000 millones). La recaudación de esta última figura se destinaría al 50% a las comunidades autónomas y, de esa cantidad, un 75% debería tener carácter finalista para garantizar los servicios públicos.

Los socialistas precisan que su idea de Impuesto sobre Grandes Fortunas gravaría la capacidad económica derivada de la riqueza, independientemente de dónde esté invertida. Tendría un carácter estatal, permanente y de devengo instantáneo, y quedarían exentos tanto las rentas medias como la vivienda habitual hasta un máximo determinado.

Así, se aplicaría a los patrimonios que “se pongan de manifiesto como consecuencia de la titularidad de acciones o participaciones en el capital social de todo tipo de entidades” e incluiría “las medidas necesarias para someter a tributación efectiva las rentas acumuladas en Instituciones de Inversión Colectiva” como las Sicav.

El PSOE propone también recaudar al menos 3.400 millones más de los previstos mejorando la lucha contra el fraude fiscal.