política >

Ramos se compromete a mantener el empleo público en Canarias

MARÍA FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

La consejera de Empleo del Gobierno de Canarias, Margarita Ramos, se comprometió ayer con los trabajadores del Servicio Canario de Empleo (SCE) a mantener el empleo público en Canarias porque, en su opinión, sería un “error histórico” pretender salir de la crisis destruyendo lo público.

Ramos realizó estas declaraciones tras reunirse con miembros del comité de empresa del SCE en Tenerife y Las Palmas para analizar el escenario en el que se encuentran las Islas y que les afecta directamente, puesto que el recorte en más de 32 millones de euros en el Plan Integral de Empleo (PIEC) amenaza seriamente más de 387 puestos de trabajo del SCE.

En este sentido, la titular de empleo dejó bien claro que ella es la responsable del departamento y que, como tal, llevará al Consejo de Gobierno (que se celebra hoy) la posibilidad de buscar financiación para mantener el empleo público. “Es necesario proteger lo público”, matizó, “porque si no se producirá una pérdida de la cohesión social”. En su opinión, quitar empleos públicos traerá consigo un aumento de la tasa de paro que afectará al crecimiento de la economía y que, a su vez, se verá afectada por una pérdida de la capacidad de consumo. De ahí la importancia de mantenerlo y robustecerlo”, aseguró. No obstante, en el caso de que no quede más remedio, la consejera se mostró partidaria de “modernizar” y “racionalizar” la administración autonómica, tomando medidas de “flexibilidad interna tanto en horarios, turnos, jornadas y traslados”, previamente pactadas y consensuadas con los trabajadores.

Ramos aseguró que tanto los expedientes de regulación de empleo (ERE) como los despidos colectivos no forman parte del ideario de su departamento para el Servicio Canario de Empleo, porque, entre otras coas, se trata de un “servicio esencial para las Islas, ya que afecta a una tercera parte de la población activa del Archipiélago”.