tercera división > sexta jornada

Reencuentro con el pasado

Ruben_Zeben_2.JPG
Rubén Hernández y Zeben Herrera el pasado domingo antes de jugar con el Tenerife B. | CARMELO RODRÍGUEZ

P. PÉREZ / A. LORENZO | Santa Cruz de Tenerife

Zeben Herrera y Rubén Hernández son la pareja de centrales del Atlético Victoria y los encargados de parar a los delanteros rivales. Coinciden por segunda temporada consecutiva en el conjunto de La Victoria de Acentejo, y ambos tienen un punto en común en su pasado futbolístico, ya que defendieron la camiseta del filial blanquiazul, el CD Tenerife B.
Zeben Herrera es algo más veterano que Rubén Hernández, pero ambos se complementan a la perfección para evitar que los rivales consigan anotar. Coinciden los dos en la misma respuesta: “Con solo una mirada, ya sabemos lo que queremos el uno del otro”. Rubén, además, reconoce que ha “aprendido mucho de Zeben”. Mientras, este último comenta que “siempre lo querría” en su equipo, “pues aparte de ser una gran persona, es un compañero espectacular”.

Este pasado fin de semana se enfrentaron al que fue su equipo durante algunas campañas, aunque Zeben, al estar sancionado, no pudo hacerlo, razón por la que indicó: “Me he quedado algo fastidiado por no poder jugar”. Ambos reconocen sobre el choque que“son partidos muy especiales, con muchos recuerdos que se van mezclando durante el desarrollo del encuentro”. Pero, además, su equipo actual se llevó un sufrido triunfo (3-2) ante los blanquiazules, que les sitúa en la parte alta de la clasificación.

Ambos apuntan sobre su experiencia, cuando fueron jugadores de la cantera del equipo representativo de la Isla, que “hay que darles oportunidades a los jugadores de la cantera”. “Muchos tienen condiciones para llegar, pero les falta que los que tienen que dar esas posibilidades las concedan, confiando más en lo que hay en la entidad”.

La llegada de este enfrentamiento, el fin de semana, les ha servido para recordar su salida del filial del CD Tenerife. “Me lo tomé muy bien, la decisión fue mía, no tenía minutos, y por eso lo hice”, afirma Rubén. Mientras que Zeben comenta: “Me sentí decepcionado al principio, pero luego hice autocrítica, y a lo mejor no hice lo suficiente para tener esa oportunidad”.

Aventura peninsular
Al abandonar el Tenerife B, Rubén tuvo la oportunidad de emprender la aventura peninsular, en el Rayo Cantabria: “Fue una de las mejores experiencias de mi vida, pero le di prioridad a los estudios, y decidí volver a Tenerife, aunque me ofrecieron renovar”. Zeben también pudo emigrar: “Tuve la posibilidad de salir, pero aquel momento no fue como esperaba, y decidí quedarme aquí”.

En cuanto a la campaña que lleva realizando el equipo de La Victoria, para Zeben, “hay que cumplir con el objetivo de la permanencia, pero sin renunciar a nada”. “Tenemos un gran potencial humano”. Rubén, por su parte, indica: “Nos costó arrancar, sobre todo por las lesiones de algunos compañeros, pero ahora, con la competición ya empezada, vemos que cualquiera le puede ganar a cualquiera, lo que habla de la igualdad que tenemos, pero al final habrá equipos luchando por los play off de ascenso, y otros por las posiciones de permanencia”.