POLÍTICA >

Rivero afirma que habrá “nuevos y duros” ajustes en los presupuestos

Pleno Parlamento de Canarias
Vista panorámica del pleno del Parlamento Autónomo, ayer. / EFE

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

El presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, afirmó ayer, en el Parlamento, que la disminución “espectacular” en la partida para las Islas en los presupuestos estatales de 2013 y la “mala” financiación autonómica tendrán un impacto “terrorífico” en las cuentas del Archipiélago del próximo año.

Rivero afirmó que, como consecuencia de esos “difíciles” presupuestos del Ejecutivo de Mariano Rajoy, el Gobierno regional tendrá que acometer “nuevos y duros” ajustes en la cuentas de 2013.

El presidente regional reconoció que su gabinete tendrá “muchas dificultades para cuadrar unas cuentas donde se garanticen que tengamos unos servicios esenciales dignos para garantizar la cohesión social en Canarias”.

Rivero respondió así a una pregunta en el pleno del diputado nacionalista José Miguel Barragán, quien indicó que no tiene “muchas esperanzas” de que en el proceso de enmiendas a las cuentas estatales el PP apruebe alguna que “cambie la situación de Canarias”. “Va a ser muy difícil cuadrar los presupuestos de la comunidad sin que los ciudadanos se vean afectados”, añadió.

El jefe del Gobierno también indicó que el “nuevo sablazo” de los presupuestos del Estado hará que “tengamos que seguir profundizando en una reestructuración de la administración”. Enfatizó que las comunidades “están haciendo su tarea” y que “lo que sobran son ministerios, delegaciones y subdelegaciones del Gobierno, y que el Estado ajuste sus gastos de estructura”.

Rivero respondió así al presidente del grupo popular, Asier Antona, que criticó al presidente regional que el Ejecutivo no haya acometido aún la reforma de la administración canaria, tal y como prometió en su discurso de investidura. Antona arremetió también contra el comité de expertos que se creó para esta tarea, que, apuntó, “no ha servido para nada”. Rivero añadió que antes de acometer la reforma es necesario que el Gobierno central “se ponga de acuerdo en el anteproyecto de ley de sostenibilidad y racionalización de la administración local”.