algo más que palabras > Víctor Corcoba Herrero

Las rosas del espacio en armonía > Víctor Corcoba Herrero

El universo con todas sus rosas siderales y con toda su belleza sin fin es un abecedario a descubrir. Aún no se ha escrito el poema perfecto. Por ello, con buen criterio, Naciones Unidas ha declarado la Semana Mundial del Espacio los días comprendidos entre el 4 y el 10 de octubre, para concelebrar todos junto a todos las diversas contribuciones de la ciencia y la tecnología espaciales al mejoramiento de la especie humana. Estoy seguro de que muchos de los problemas actuales tienen solución desde el poético horizonte del cosmos y, en cualquier caso, siempre nos dona la más directa lección de unidad diversa, donde esta pluralidad que se divisa o se intuye hace piña como norma suprema del infinito. Evidentemente, esta unión y esta unidad es lo que verdaderamente imprime armonía a un espacio jamás pintado por artista humano. Por tanto, siguiendo esta estela armónica, el derecho humano no puede ser nunca de odio hacia otro humano, es la conciliación, la concordia, el acercamiento de unos y de otros, lo que nos engrandece como ciudadanos de un mundo creado para ser recreado, no para ser incendiado, sino para ser vivido con los demás. Leamos, pues, bien las rosas de un espacio que se nos presenta misterioso y místico a la vez, evitemos suplantar el mundo que los otros viven, facilitemos la convivencia de espacios, socorramos a toda vida para que viva, autoevaluémonos cada cual consigo mismo y dejemos trazar nuevos caminos de conformidad para salvar el planeta. Desde luego, la ciencia y la tecnología del espacio, desde aquel cuatro de 4 de 1957 que se lanzó al espacio ultraterrestre el primer satélite artificial de la Tierra y el 10 de octubre de 1967 que entró en vigor el Tratado sobre los principios que deben regir las actividades de las naciones en la exploración y utilización de este universo, ha servido para mejorar los servicios a la ciudadanía, gestionando mejor sus recursos a través de la exploración planetaria.