el cráter - Juan Carlos García

‘Strong arm’ – Juan Carlos García

Cuando la parte sumergida de un iceberg abandona progresivamente su volumen compacto, indestructible, oculto y silencioso llega un momento en que se da la vuelta y emerge de forma estruendosa, imponente y quebradiza.

El dopaje en el ciclismo ha mostrado durante los últimos años varias puntas de iceberg hasta que su volteo y salida a la superficie ha sido inevitable.

El tejano Armstrong ha sembrado de desconfianza un terreno que se encontraba en barbecho. Se ha convertido en un referente de lo que se puede llegar a hacer, pero que nunca se debe hacer. Todo depende de lo que se quiera llegar a hacer. Strong arm (mano dura).

Eso es lo que han decidido las autoridades mundiales del ciclismo. Sirviendo el deporte como espejo de la sociedad, esta strong arm con Armstrong debería tener su reflejo en toda actividad nefasta para los ciudadanos, sin entrar en consideraciones legales o licitas. De esta forma, la strong arm debería ser extendible no solo a las puntas de los icebergs de los diferentes sectores de la sociedad, sino a la localización y desmantelamiento de sus partes opacas e invulnerables.

Hace unos días, otro iceberg, la llamada mafia china, invirtió su posición y dejó a la luz toda su podredumbre. Esa mano dura de la justicia, siempre de la justicia, debe -porque puede, si quiere- planear y actuar contra los centros impenetrables de corrupción, de fraude y de extorsión. Se encuentren donde se encuentren. Sí, aquí también. Aquí en las Islas. Tanto si están encabezados por ciudadanos foráneos como si son canarios.

Lo alarmante puede llegar a ser que todos los sectores de la sociedad descansen sobre una superficie colmada de icebergs y sin resquicio para la strong arm de la justicia.