candelaria>

El Valle de Güímar, aún sin depuradora de aguas fecales

estacion depuradora de aguas residuales del valle de güímar, sin terminar.JPG
Obra de la depuradora terminada 2007 y que ha sido objeto de actos vandálicos y robos desde entonces. | DA

VICENTE PÉREZ | Arafo

La estación depuradora de aguas residuales (EDAR)del Valle de Güímar que debió estar en servicio hace unos cinco años, aún no funciona, por lo que los líquidos residuales de los tres municipios de la comarca se vierten al mar sólo con un pretratamiento, en el que únicamente se les criban los residuos sólidos y partículas de mayor tamaño así como los aceites, procedimiento que no cumple con todas las exigencias de la normativa de la Unión Europea.

El motivo de esta situación, según el Cabildo de Tenerife, es que la obra -ubicada en Arafo, cerca del polígono industrial- no ha sido aún recepcionada por el Consejo Insular de Aguas porque precisa de unas mejoras técnicas valoradas en 400.000 euros, cantidad que debe financiar el Gobierno canario, según ha explicado a este diario el consejero insular de Aguas, Jesús Morales, quien aclara que los actos vandálicos y robos sufridos en las instalaciones ya hechas “no son el principal problema” para su puesta en marcha.

“Hace un par de años el Consejo Insular de Aguas hizo un nuevo proyecto para reformar las instalaciones, y se lo entregó a la Dirección General de Aguas del Gobierno canario, para la puesta a punto de la EDAR, pero aún no se ha llevado a cabo”, manifestó el consejero, quien asegura que recientemente se ha reunido con el viceconsejero de Aguas, Juan Manuel Soto, para abordar esta obra y otras incluidas en el Plan de Depuración y Saneamiento. La petición del Cabildo es que en los presupuestos autonómicos de 2013 se incluya esta obra, y, según Morales, “el viceconsejero mostró cierta predisposición a ello, pero advirtió de que todo depende a su vez de los presupuestos del Estado”. Lo cierto es que, vistos los nuevos recortes anunciados por el Gobierno canario para 2013, a nadie extrañaría que la EDAR siga en lista de espera un año más. Mientras, las aguas negras van al mar a través de los emisarios submarinos después de pasar por un cribado elemental en las estaciones de pretratamiento existentes en Candelaria y Güímar, y en el polígono industrial del valle.

Una medida insuficiente, porque, si bien los ayuntamientos aseguran contar con autorización de la Viceconsejería regional de Medio Ambiente para tirar estos efluentes al mar, lo cierto es que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea condenó a España por no depurar conforme a la directiva comunitaria las aguas residuales en 38 áreas ur-banas, entre ellas esta comarca.

El alcalde de Güímar, Rafael Yanes, ha reconocido esta semana en declaraciones a este periódico la urgencia de esta EDAR y lamenta que aún no se haya acometido la inversión que falta para su puesta en marcha, pues opina que no es de recibo que a los ayuntamientos se les exija inversiones en saneamiento para que luego los alcantarillados no cumplan su función porque no existe esta depuradora comarcal.

Por su parte, la concejal de Alternativa Sí Se Puede en Candelaria, Mayca Coello, sostiene que “el agua residual en el Valle de Güímar no está en condiciones de ser lanzada al mar hasta que no se ponga en servicio esta depuradora; pues ahora solo se le retienen los sólidos, de resto todo sale tal cual se vierte desde las viviendas o empresas”.

[apunte]Nuevo proyecto
La aspiración del Cabildo es que es que esta depuradora en el futuro haga el tratamiento terciario, o biológico, con lo que se lograría el reciclado completo del agua. “Esta tiene que ser una EDAR biológica, y para ello se está ya redactando el proyecto correspondiente en el Consejo Insular de Aguas” , adelantó el consejero del Cabildo. Para dar este paso en los próximos años, Morales ve dos posibles vías de financiación: bien a través de la futura em-presa Gestión Insular de Aguas de Tenerife (Gesta), de capital público y privado, creada por el Cabildo; o bien que la obra sea declarada de interés general del Estado para su financiación con cargo a los presupuestos estatales. Eso sí, antes habrá que poner en marcha la EDAR, un objetivo que el consejero considera prioritario.[/apunte]