Diario del coach >

‘Yo soys’ – Por Andrés Brito

¿Qué diferencia hay entre decir “estoy parado” o decir “estoy desempleado”? Según el coaching ontológico, el lenguaje es el que genera la realidad: palabras o frases como “¡sí, quiero!”, “¡culpable!” o “¡aprobado!” hacen que las cosas sean muy distintas tras haberse pronunciado.

De ahí que un coach profesional preste atención casi obsesiva a los predicados verbales que emplea su cliente para ayudarle a tomar conciencia de ellos e invitarle a sustituirlos por otros más empoderadores. Ocurre igual con la expresión “yo soy”.

En el ámbito de los servicios sociales es incorrecto decir que alguien es “una persona discapacitada” porque se vincula una circunstancia (la discapacidad) a la identidad. Lo correcto es decir que se trata de “una persona CON discapacidad” para distinguir entre el ser y lo que le sucede. Detente un momento y analiza tus “yo soys”. ¿A qué parte de tu realidad están vinculados? ¿Dices, por ejemplo, “yo soy operario”, “yo soy abogada”, “yo soy maestro” o “yo soy empleada de hogar”?

Cuidado: en una circunstancia laboral cambiante parece más ajustado decir “yo me dedico a” o bien “yo trabajo como”. Así, si por desgracia pierdes el empleo, no te enfrentarás al miedo inconsciente de que también estás perdiendo tu identidad: por suerte eres una persona polifacética, capaz de dedicarte a un enorme número de tareas alternativas. Te invito a que hagas una lista de, por ejemplo, 25 “yo soys” simplemente para que tomes conciencia de cuáles son motivadores para ti y cuáles te están frenando sin que te des cuenta. Incluso cuando dices “yo soy malo para las matemáticas”, ¿estás manifestando una evidencia o una creencia basada en lo que otros han dicho de ti?

www.andresbrito.com