Colombia >

Un asesinato desata una venganza que deja otros cuatro muertos en Colombia

EFE | Bogotá

El asesinato de un hombre en la zona rural de un pueblo del noroeste de Colombia desató un acto de venganza por parte de vecinos que dejó otros cuatro muertos, informaron las autoridades civiles regionales.

Los hechos se presentaron en Alto Colorado, aldea de la población de San Jerónimo, en el departamento de Antioquia, precisó el gobernador de esta región, Sergio Fajardo.

En un mensaje en su cuenta de twitter, Fajardo escribió que otros “actos bárbaros” en su territorio dejaron cinco personas muertas.

“Información: 1 asesinato y la comunidad los vengó. Horror”, agregó el gobernador.

Según las versiones de medios de la prensa local, la primera víctima fue hallada apuñalada en un lugar y las otras cuatro, tiroteadas, en otro sitio de Alto Colorado.

La localidad de los crímenes dista 35 kilómetros al oeste de Medellín, la capital de Antioquia, región en la que el pasado 7 de noviembre una banda paramilitar mató a diez campesinos.

Las víctimas, entre ellas una mujer, fueron asesinadas en una finca de la localidad de Santa Rosa de Osos las empleaba como recolectores de tomates.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y otras autoridades atribuyeron la matanza a un reducto de Los Rastrojos, una de las bandas armadas de narcotraficantes que surgieron tras la desmovilización en 2006 de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (FARC).

Según Santos, el crimen fue una represalia de este grupo por la negativa del propietario del predio al pago de una extorsión.