desahucios >

Santa Cruz cancela sus cuentas con Bankia por valor de 1,5 millones

Carmen Omaña en huelga frente a Bankia
Carmen Omaña ante la sede de Bankia donde está acampada en huelga de hambre. / JAVIER GANIVET

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

El concejal de Hacienda de Santa Cruz de Tenerife, Alberto Bernabé, anunció ayer durante la comisión de control del Ayuntamiento que, por orden del alcalde, José Manuel Bermúdez, se había procedido a cancelar las cuentas municipales abiertas en Bankia y cuyo valor ascendían a 1,5 millones de euros. Bermúdez había dado como plazo para llevar a cabo esta cancelación antes de final de año pero parece que la reunión mantenida con la entidad el pasado lunes ha precipitado las cosas. Según detalló Bernabé, “la situación fue un poco violenta” ya que, añadió el concejal de Hacienda, “Bankia negó haber recibido la carta del alcalde interesándose por la situación de Carmen Omaña y tuvimos que enseñarles el registro de entrada, ante lo que se disculparon”.

Esta explicación fue ofrecida ante las preguntas planteadas tanto por José Manuel Corrales (XTF) como Guillermo Guigou (Ciudadanos de Santa Cruz). Según detalló Bernabé, en esa reunión, Bankia aseguró que solo tenía un inmueble vacío en Santa Cruz, ante lo que el Ayuntamiento pidió que esa vivienda se destinara, mediante un alquiler social, a Carmen Omaña, renta a la que se destinarían los 1.800 euros que el IMAS concede para este tipo de casos y según explicó el edil “el banco no lo vio mal”. A la comisión asistieron los miembros de la Plataforma de Afectados por Hipotecas de Tenerife (PAHT) y las personas que, junto a Omaña se han puesto en huelga de hambre ante la sede de Bankia en Santa Cruz, que ya se eleva a nueve. Desde esta plataforma, su portavoz, Inma Évora señaló que el compromiso mostrado por el Consistorio, interesándose por este caso y del resto de grupos políticos es lo que necesitan los afectados, “hay que visibilizar la actuación de Bankia”.

NEGOCIACIÓN

Évora dio detalles de lo que ha sido la negociación hasta ahora con la entidad en el caso de Carmen: “Alegan que no pueden ofrecer un alquiler social porque sus propiedades están nacionalizadas y no pueden disponer de ellas pero a la vez nos dicen que no se ha adjudicado la vivienda y por tanto tampoco pueden tramitar acción alguna sobre el piso”. En cuanto a la afirmación de que Bankia solo tiene una casa vacía en la capital, Évora fue contundente: “Mienten porque, sin ir más lejos, la casa de Carmen está vacía”.

En el transcurso de la comisión, Carmen Omaña fue recibida por el alcalde que se interesó por su estado y le trasladó algunas cuestiones planteadas por la entidad como que no había querido aceptar la dación en pago, algo que la afectada negó con rotundidad: “Cómo voy a negarme cuando es precisamente uno de los motivos por los que me pongo en huelga de hambre”. En cuanto a su negativa a aceptar el alquiler social que le ofrece el IMAS, Carmen explicó que, “con 1.800 euros solo tendría para seis meses y en medio año volvería a estar en la calle”. “Si el banco accediera a un alquiler social, por debajo del precio de mercado, yo pondría el resto de esos 1.800 y podría llegar a final de año”, añadió. Ayer, Carmen, a pesar de los problemas de salud que ya comienzan a afectarle, se mostró firme en su propósito de seguir adelante con su revindicación: “Seguiré hasta que me den una solución porque no me voy a quedar en la calle”.

[apunte]

La entidad sale al paso de las críticas

Bankia quiso salir ayer al paso de la cascada de críticas que está recibiendo por el caso de Carmen Omaña en Tenerife así como por su no suscripción al Protocolo Antidesahucios aprobado por el Ayuntamiento. En cuanto a este punto, fuentes de la entidad quisieron puntualizar que dicho documento no les ha sido enviado y que de las cuatro grandes entidades con presencia en la capital sólo una acudió a la reunión convocada por el Consistorio mientras que las otras tres tampoco lo han firmado.

Las mismas fuentes añadieron que en el caso de Carmen Omaña se ha negociado con ella en numerosas ocasiones: “Lo hacemos con todos nuestros clientes y de forma individualizada”, puntualizando que “no negociamos con la Plataforma porque no es cliente nuestro”. Desde la entidad además se asegura que Carmen “firmó voluntariamente su desahucio hace ya algunos meses y es ahora cuando cambia de opinión”. Las fuentes de la entidad insistieron en que “antes de llegar al desahucio se negoció con ella varios aplazamientos y se le dio la oportunidad de presentar avalistas”.

La entidad dijo que su voluntad es la de seguir negociando “Estamos haciendo un gran esfuerzo por llegar a un entendimiento con todas las partes, incluido el Ayuntamiento con el que nos hemos reunido esta semana y seguimos dispuestos a buscar una solución”.

[/apunte]