política>

Canarias rechaza acogerse al decreto de ERE en el sector público

Paulino Rivero y varios consejeros, ayer en el Consejo de Gobierno. | EFE

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno canario no tiene “ni la más mínima voluntad” de acogerse al real decreto ley, que se publicó el pasado martes y que recoge la nueva normativa en cuanto a los procedimientos de despido colectivo en el sector público. Así lo afirmó ayer el portavoz regional, Martín Marrero, tras el Consejo de Gobierno, aunque matizó que esperan que no se vean “obligados” a hacerlo.

Marrero insistió en que el Ejecutivo de Paulino Rivero intentará “mantener como sea” el empleo público, “siempre que sea posible y nos lo permita” el Estado, puntualizó. Destacó que en 2012 no se ha producido “ni un solo despido” en el sector público e indicó que la “vocación” de la Comunidad Autónoma es que siga siendo así en 2013, pero “no todo depende del Gobierno de Canarias”, añadió.

Respecto a las cifras que se han apuntado en cuanto a posibles despidos en la Administración, el Gobierno señaló que, mientras no esté cerrado el presupuesto de Canarias para 2013, “cualquier previsión de despidos es una mera elucubración sin fundamento alguno”. Marrero apeló así al “rigor” y a la “responsabilidad social”.

El portavoz regional anunció también que esta misma semana se abonarán 750.000 euros a Naviera Armas del total que se le adeuda. Marrero indicó que esta obligación se remonta a las cuentas de 2010, cuando se presupuestó solo una cuarta parte de lo necesario, y que se ha ido arrastrando hasta hoy en día. “Ahora se buscan fórmulas presupuestarias con las que ir atendiendo la deuda” cuanto antes, explicó.

En cuanto a las conexiones marítimas con la isla de El Hierro, el portavoz señaló que la Consejería de Transportes ya está tramitando la convocatoria de obligación de servicio público para esta ruta. Apuntó que se va a publicar en el boletín de la Unión Europea porque, por principio de libre concurrencia, navieras que no fueran españolas podrían estar interesadas.
Marrero señaló que el Gobierno canario mantiene “contactos intensos” con los responsables de las navieras para que “no se produzca ninguna situación de carencia del transporte”, en particular en la conexión con El Hierro.

Informó de que el Ejecutivo mantiene también conversaciones “con otras navieras que pudieran estar interesadas, mediante la compensación de la obligación de servicio público, en prestar el servicio de esas rutas”.

En cuanto a las declaraciones del PP canario, que califica de ilegal el retraso en la presentación de las cuentas regionales en el Parlamento, Martín Marrero rechazo que sea así e indicó que el Gobierno no teme “ni la más mínima” sanción por parte del Ejecutivo estatal. Señaló que las acusaciones del PP son solo “cortinas de humo sin fundamento alguno que solo tratan de ocultar el maltrato del Gobierno de Rajoy con Canarias”.

El Consejo aprobó ayer las condiciones retributivas del personal que el Estado traspasa a las Islas para formar las unidades de los parques nacionales.