sanidad >

Canarias no tendrá vacunas al menos hasta el viernes

VACUNA TERAPÉUTICA CONTRA LA INFECCIÓN TUBERCULOSA LATENTE
Sanidad confía en reanudar la campaña de vacunación en el Archipiélago la próxima semana. / DA

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

Canarias continuará una semana más sin poder reanudar la campaña de vacunación de este año. A pesar de que la Consejería de Sanidad esperaba que ayer llegaran los primeros lotes de las cerca de 76.000 dosis cedidas por varias comunidades autónomas, la negativa del suministrador Alentia de enviar las vacunas por avión ha retrasado todo el proceso.

Ello, según explicó ayer en rueda de prensa el director general de Salud Pública, José Díaz Flores, ha generado un enorme “malestar” en la Consejería, que incluso está estudiando emprender “las medidas legales que correspondan por el incumplimiento del contrato realizado a través del acuerdo marco impulsado este año por el Ministerio”.

De igual forma, Díaz Flores afirmó que la Comunidad Autónoma se planteará en lo sucesivo acudir a nuevos convenios de este tipo, tanto para la compra conjunta de vacunas como de medicamentos. “Estamos muy molestos, porque hasta el martes o miércoles próximo no podríamos reanudar la campaña de vacunación, y ni siquiera sabemos cuántas unidades llegarán”, recalcó el director de Salud Pública, quien dejó claro que habrá que establecer “prioridades” dentro de la propia población de riesgo, aunque se espera poder vacunar al menos a unas 150.000 personas en las Islas.

“Canarias nunca antes había tenido un problema parecido con la compra de vacunas, que surge paradójicamente la primera vez que acudimos a un procedimiento centralizado de adquisición, en lugar del procedimiento de concurso propio que se venía celebrando cada año”, insistió José Díaz Flores, quien recordó que “la decisión de adherirse al acuerdo marco se tomó porque se suponía que aportaba ventajas económicas y también de seguridad”. “La situación que estamos padeciendo evidencia la necesidad de tomar medidas para evitar en el futuro sucesos como el presente”, espetó Díaz Flores.

En la misma línea se manifestó el jefe del Servicio de Epidemiología y Prevención del Servicio Canario de la Salud, Domingo Núñez, que señaló que estos problemas “han hecho daño” a la campaña de vacunación, pese a lo cual transmitió “un mensaje de tranquilidad”, porque si se ordena la desinmovilización de las vacunas de Novartis se hará con la certeza de que las dosis son “seguras y eficaces”.

[apunte]

Empezar de cero

Una vez que lleguen las vacunas al Archipiélago, se tardará al menos 48 horas en distribuirlas por los centros de salud y hospitales de las Islas, un proceso que tendrá que repetirse varias veces en función del número de envíos que se realicen desde la Península. A partir de ahí, según explicó el director general de Salud Pública del Gobierno de Canarias, José Díaz Flores, será el servicio de cita previa 012 quien realice el cribado de los grupos y personas de mayor riesgo, que serán las primeras en ser vacunadas. La decisión del Ministerio de Sanidad supuso la inmovilización en Canarias de 250.000 vacunas -adquiridas por un importe de 972.440 euros- para garantizar la protección de las personas con riesgo de padecer complicaciones: mayores de 65 años, enfermos crónicos de cualquier edad, embarazadas, personas con obesidad mórbida, cuidadores de mayores y personal sanitario.

[/apunte]