santa cruz>

Un centenar de policías locales firma en apoyo de los 21 trabajadores de grúas

N. T. | Santa Cruz de Tenerife

Tal y como estaba previsto a las doce de la noche del miércoles se produjo en Santa Cruz el traspaso de funciones entre la ya antigua concesionaria del servicio de grúas municipales, Desguaces Tenerife, y la nueva responsable de esta labor, Grúas Cuchi, que lo asume de forma temporal mediante la firma de un contrato privado con el Consistorio, y hasta que se adjudique el nuevo concurso.

Este traspaso del servicio no tendría mayor novedad si no fuera porque los 21 trabajadores que llevan más de diez años ocupándose de la retirada, inmovilización, depósito y custodia de vehículos, de la mano de Desguaces Tenerife, se han quedado sin trabajo y al parecer sin que nadie, ni la empresa, ni el Ayuntamiento, asuma su liquidación o subrogación en el caso del Consistorio. Los trabajadores recibieron anoche el apoyo de un centenar de agentes de la policía local que firmaron una carta que fue entregada a los empleados que se concentraban a las puertas del depósito municipal. Una misiva en la se alaba la profesionalidad del personal de grúas municipales y se pide que, en la medida de lo posible, se les mantenga en su puesto de trabajo.

ACTA DE TRASPASO DEL SERVICIO
Un funcionario municipal y el subcomisario de la Policía Local fueron los encargados anoche de de levantar acta del traspaso del servicio, documento en el que se reflejó, según fuentes de los propios trabajadores, que estos estaban en su puesto de trabajo y que debían abandonar las instalaciones municipales por orden de la concejala de Seguridad Ciudadana, Carmen Delia González.

En la mañana de ayer se repitió la misma operación dado que los 21 trabajadores se volvieron a concentrar ante el depósito municipal en el cambio de turno. El siguiente paso, tal y como adelantó DIARIO DE AVISOS ayer, será la presentación de una demanda contra la empresa Desguaces Tenerife y el Ayuntamiento de Santa Cruz, para que sea un juez el que decida sobre quién recae la responsabilidad de este asunto.