La columna Churchill – Por Tinerfe Fumero

¡Chas viría! El desahucio y las historias para no comer ni dormir tampoco

Será la falta de costumbre, pero la huelga de hambre que protagoniza una ciudadana en Santa Cruz de Tenerife para evitar que la expulsen de su hogar a cuenta de la injusta legislación hipotecaria española ha provocado situaciones algo singulares, a buen seguro por la falta de costumbre en esta sociedad de natural tranquila por mucho que caiga encima. Veamos un par de ejemplos: cuentan que por la mañana se requirió al Servicio Canario de Salud a que vele por la vecina en cuestión, que lleva ya cuatro días -cinco para el lector si hoy continúa- sin más alimento que beber líquidos. Por lo que se ve, la respuesta viene a ser que no se hará nada hasta que convulsione. Ya por la tarde, fue atendida por una subida de tensión, así que si le pasa algo grave esperemos que sea poco a poco. La otra es que, al parecer, el director territorial de la entidad financiera en cuestión le habría comentado a un alto cargo municipal que a la vecina en cuestión se le ha ofrecido la dación en pago, justo lo que ella reclama, pero que según él la habría rechazado. Si es así, perfecto, porque le basta con ir a su encuentro para reiterarle el ofrecimiento.

¡Chas viría! (y 2) Era porque lo dice Europa

Así son PP y PSOE. Da igual que desde los jueces hasta los afectados toda España fuera un clamor contra los desahucios. A ellos plim que el que paga manda. Y de repente, reunión de urgencia al más alto nivel para cambiar tan injusta legislación. ¿Qué habrá pasado para que se cayeran del caballo tan de repente y tan al unísino? Ahora lo sabemos: la abogada general del Tribunal de Justicia de la UE, Juliane Kokott, dictaminó ayer que la ley española de desahucios vulnera la normativa comunitaria porque no garantiza una protección eficaz de los consumidores frente a posibles cláusulas contractuales abusivas en las hipotecas. Qué sorpresón, ¿verdad?