El Ejecutivo autonómico define las zonas de gran afluencia turística

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El Consejo de Gobierno de Canarias aprobó ayer el anteproyecto de ley por el que se modifica el texto refundido de las Leyes de Ordenación de la Actividad Comercial de Canarias y Reguladora de La Licencia Comercial, de 2012, cuya principal modificación se centra en establecer los criterios para determinar las zonas de gran afluencia turística.

Así, los municipios con más de 200.000 habitantes que hayan registrado más de 1.000.000 de pernoctaciones en el año inmediatamente anterior o que cuenten con puertos en los que operen cruceros turísticos que hayan recibido en el año inmediato anterior más de 400.000 pasajeros, se declarará, al menos, una zona de gran afluencia turística.

La normativa aplica otra serie de criterios que permitirán solicitar a los ayuntamientos canarios la declaración de dichas áreas de afluencia y que son: que exista una concentración suficiente de alojamientos y establecimientos turísticos, que hayan sido declarados patrimonio de la humanidad o donde se localices un bien inmueble de interés cultural integrado en el patrimonio histórico artístico.

También podrán solicitar este indicativo los municipios que limiten o constituyan áreas de influencia de zonas fronterizas, la celebración de grandes eventos deportivos o culturales de carácter nacional o internacional, proximidad a áreas portuarias en las que operen cruceros turísticos, zonas turísticas cuyo principal atractivo sean las compras o cuando concurran circunstancias especiales que así lo justifique.

El anteproyecto dispone que los establecimientos comerciales podrán abrir un máximos de 10 días al año que serán determinado por el consejero competente en materia de comercios tras oír a los consejos insulares competentes y atendiendo de forme prioritaria al atractivo comercial de dichos días para los consumidores.

No obstante, los días de apertura se fijarán teniendo en cuenta criterios tales como la coincidencia de dos o más festivos continuados, rebajas, días de mayor afluencia turística o la campaña de Navidad. Otra de las novedades es que será cada comerciante el que determine libremente el horario correspondiente al calendario de festivos que finalmente se fije desde comercio.