sanidad >

Emergencias ha despedido a 22 trabajadores en el último año

Centro Coordinador de Emergencias CECOES 1-1-2
Nueve de los despedidos prestaban sus servicios en el Centro Coordinador de Emergencias. / DA


JOSÉ LUIS CÁMARA
| Santa Cruz de Tenerife

Los recortes llegaron para quedarse, pero está claro que no están afectando por igual a todos los sectores. Ni siquiera los entes públicos están aplicando el mismo rasero con su personal, especialmente con aquellos trabajadores eventuales, principalmente técnicos medios y administrativos. Es el caso de la empresa Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias (GSC), que en el último año ha reducido en más de 1,5 millones de euros la partida destinada a personal.

Ello ha provocado, según reflejan los propios Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para este ejercicio, que la plantilla pase de 312 trabajadores a 276, lo que supone 36 bajas. Según explican fuentes de la propia GSC, en el último año se ha prescindido de 22 personas, las dos últimas esta misma semana. De ellas, nueve prestaban sus servicios en el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes 1-1-2), 11 en el Servicio de Urgencias Canario (SUC) y dos pertenecían a otras divisiones de GSC. Además, se han producido otras 14 bajas más por distintos motivos, como excedencias, finalización de contrato, etc, dentro de un “plan de viabilidad” puesto en marcha por la empresa pública, adscrita a las consejerías de Economía y Hacienda y Sanidad.

Paradójicamente, según contemplan los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma, Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias mantiene desde hace tres años sus siete cargos directivos (un gerente y seis directivos), que suponen un gasto anual de más de 498.000 euros. En concreto, el máximo responsable de la empresa gana 71.208 euros al año con Seguridad Social, mientras que cada directivo se embolsa 71.224 euros, la misma cifra que hace dos años. En total, la reducción de la partida prevista para los cargos directivos apenas ha disminuido un 5% en los últimos cinco años.

Los despidos de trabajadores, según aseguran desde GSC, se deben a la “reducción del marco presupuestario y de financiación, como el resto de las empresas públicas del Gobierno”. “Se ha elaborado un marco de gestión orientado a buscar mayor eficiencia a través de reducciones de gastos fijos, obteniendo ahorros, ajustes en servicios, revisión de protocolos de actuación y aumento de productividad de recursos”, subrayan las mismas fuentes, quienes dejan claro que “partiendo de esta situación, GSC ha trabajado para mantener el mayor número de puestos de trabajo y asegurar la calidad del servicio que se ofrece a los ciudadanos desde el SUC y el 1-1-2”.

Una opinión que difiere muy mucho de la que ofrecen los sindicatos, quienes mantienen que “los tiempos de respuesta han aumentado” y “la calidad del servicio se ha resentido”. Además, afirman que “en los próximos meses habrá nuevos recortes que supondrán más despidos”.

Desde la Consejería de Sanidad, mientras, insisten en que “el contexto de fuertes restricciones presupuestarias por parte del Gobierno de España ha exigido a Canarias para 2012 un reajuste de 800 millones de euros, lo que nos ha llevado a aprobar un conjunto de medidas con el objetivo de incrementar los ingresos y reducir el gasto, para alcanzar el 1,5% de déficit permitido al conjunto de las comunidades autónomas del Estado”.

[apunte]

Un solo helicóptero de guardia presencial desde el mes de agosto

Los recortes en materia de emergencias emprendidos por las consejerías de Sanidad y Hacienda ya provocaron hace unos meses una agria polémica, a cuenta de la inmovilización de uno de los dos equipos multidisciplinares del helicóptero del SUC, que permanecían de guardia presencial en horario nocturno. Así, desde el pasado 9 de agosto se opera con uno solo, cuya ubicación se alterna entre ambas capitales de provincia. A la medida se opusieron incluso algunas administraciones públicas, como el Cabildo de Fuerteventura, que a instancias del PP solicitó al Ejecutivo que no suprimiese el uso de uno de los dos helicópteros que prestan servicio en las islas no capitalinas. Igual sucedió en el mes de mayo en el Parlamento de Canarias, donde también se aprobó por unanimidad instar al Gobierno a que mantuviera la prestación de servicio de los dos helicópteros de soporte vital avanzado las 24 horas del día, los 365 días del año. Sin embargo, desde GSC insisten en que los dos helicópteros medicalizados con que cuenta el SUC siguen estando operativos las 24 horas los 365 días del año, a los que se suma el avión medicalizado disponible también las 24 horas del día para traslados urgentes tanto entre Islas como de éstas a la misma Península.

[/apunte]