TECNOLOGÍA >

Un ex empleado de Apple quiere dar una vuelta de tuerca al concepto de Lego

ATOMS Express Toys
Uno de los "Atoms", que escapa en cuanto sus sensores detectan la luz. / KICKSTARTER

PORTALTIC/EP | Madrid

Un antiguo empleado de Apple le ha dado un vuelco a los juegos de construcción con bloques. Además de las habituales piezas, utiliza elementos mecánicos, que se pueden controlar mediante movimiento o con un iPhone. Este proyecto de tecnología para niños busca financiación en el portal colaborativo Kickstarter.

El proyecto se denomina Átomos y además de utilizar piezas de construcción, inserta diferentes elementos electrónicos, que lo hacen realmente único. Puede ser una batería, un interrruptor, un motor, un acelerómetro o una brújula, entre otros.

A través de estos elementos, los niños combinan las diferentes piezas y experimentan con la tecnología para crear máquinas sencillas. El objetivo es que estas funcionen y produzcan cambios alrededor, como encender una luz, enviar una imagen por Bluetooth o agregar movimientos.

El sueño de ver un camión o una grúa en movimiento pueden convertirse en una realidad para los más pequeños, a través de los Átomos. Su creador, Michael Rosenblatt, es un fanático de los juegos de Lego. Estos pequeños bloques han ocupado los salones de miles de niños del mundo, que han construido con ellos figuras, edificios, ciudades y todo tipo de instrumentos en miniatura.

Pero los niños de ahora viven en una era tecnológica. “¿De qué sirve una varita mágica que no hace nada? Desde luego, no puede competir en el duelo de un mago. Este kit le permite construir una varita mágica que puede encender su lámpara de noche”, afirma Rosenblatt en su página de Kickstarter.

Además de utilizar el propio movimiento de una pieza clave en todo el conjunto, se puede controlar desde el iPhone, como si fuera un mando a distancia. También es compatible con el iPad mini y los iPad de tercera y cuarta generación, además de iPhone 4s, 5 y el iPod Touch de quinta generación.

Para Rosenblatt, que fue ingeniero de Apple y ahora trabaja para su competidora Samsung, este sistema revoluciona los juegos interactivos. Su proyecto Átomos, busca 100.000 dólares (78.460 euros) para financiarse mediante el ‘crowfunding’, en la plataforma colaborativa Kickstarter.

No parece una cifra descabellada, si se compara con otros proyectos que han cobrado forma en esta plataforma, como la consola Ouya, que requería una cifra de 950.000 dólares (767.764 euros).

Un día después de su lanzamiento, Átomos consiguió obtener 1.897 dólares (1.488 euros), a partir de 17 socios y aún le quedan 43 días más de plazo. Las primeras entregas a los colaboradores llegarán el próximo junio de 2013.

Rosenblatt pide donaciones desde un dólar (70 céntimos de euro), aunque a partir 49 dólares (38 euros) se obtiene un set de piezas ‘Monster’ que se mueven. Este set se venderá por 70 dólares (55 euros) para el público. Otros modelos, como la varita que se mueve, tienen un coste para socios de 59 dólares (46 euros) y partir de 79 dólares (62 euros) aparecen piezas controlables por el sistema operativo iOS para el iPhone.