SUR >

Los votos del gobierno y del CAN vuelven a evitar el cese del alcalde

rechazo cese reveron
El grupo de gobierno de Arona, de CC, con el apoyo del CAN, ha rechazado hoy el cese del alcalde, José Alberto González Reverón. / DA

NICOLÁS DORTA | Arona

El gobierno local, de Coalición Canaria, ha rechazado ayer con el apoyo del Centro de Arona (CAN), el cese del alcalde, José Alberto González Reverón, según pidió la oposición (PP, PSOE y Ciudadanos por Arona), que abandonó el pleno porque cree que dicho cese tenía que tomarse en conocimiento, sin necesidad de someterse a una votación donde tiene minoría.

Lo cierto es que escenas similares al pasado 30 de octubre (el anterior pleno) se vivieron ayer en una sesión breve pero tensa, lo que demuestra que la política importa más a la ciudadanía de lo que ésta cree, pues volvieron algunos vecinos a abuchear a la oposición, con “cállate ya, el alcalde no se va”, seguidores incondicionales de Reverón, ausente por el asunto a tratar.

En su lugar presidió el pleno el concejal de Turismo, Francisco Niño, quien exclamó a gritos, sin éxito, “civismo”. Básicamente se “debatió” el mismo tema: la continuidad o el cese del alcalde tras una sentencia que ha dado mucho de sí. El fallo, ya recurrido lo inhabilita como cargo público por contratar a dos trabajadoras del Ayuntamiento sin los requerimientos exigidos. En este asunto se ha apoyado en los últimos meses el PSOE, PP y Ciudadanos, para pedir que Reverón no siga, y ha reforzado su postura tras un informe pedido a la Secretaría General, donde basándose en el Ley Electoral (Loreg), concluye que el pleno tome conocimiento de los hechos para el suspenso del primer edil.

El gobierno ha entendido que el informe no es vinculante y con abogados externos, elaboró un dictamen el pasado pleno que permitió la continuidad del nacionalista.

La secretaria, en medio del bullicio, aclaró ayer que las palabras “acuerdos adoptar” en el único punto, para el cese, no suponen problema, porque entiende que es la toma de conocimiento dentro de dicho acuerdo. Argumentó que a pesar de todos los informes la decisión a adoptar se haría en el seno de la corporación.

Antonio Sosa, portavoz del gobierno, calificó este asunto de “pataleta” e insistió en votar la propuesta. “Y no puede ser de otra manera porque el criterio de la mayoría no puede superar a la minoría”. Dar cuenta sin votar “sería contradictorio”, añadió.

Sosa recurrió a la espiritualidad citando el libro El poder del ahora, de Eckhart Tolle, queriendo decir que muchos están “atrapados en su mente” y “olvidan las cosas presentes” que tienen frente a sus ojos.

[apunte]“Chanchullo”
Dionisio Rocha, dijo entre gritos de vecinos que el informe de la secretaria y un doble dictamen de la Junta Electoral resuelve que el pleno solo puede tomar conocimiento del cese del alcalde, tras la sentencia del 28 de junio. “Si usted –dirigiéndose a Niño- me dice que podemos votar, podrá decir lo que quiera, pero nosotros no vamos a prestar a este chanchullo”. José Julián Mena, portavoz del PSOE, invitó al gobierno “a recuperar la senda de la ley y del buen camino” pues de lo contrario sería “alargar un periodo de confusión”. “Si eligen entre el menor de los males al final siguen teniendo el mal mayor”, concluyó. José Antonio Reverón, de Ciudadanos por Arona, se dirigió a la secretaria para que le explicara el informe. La funcionaria le dijo que debe ser el pleno el que decida si lo aprueba o no el punto a tratar. Al acabar la sesión, el alcalde ausente apareció satisfecho.[/apunte]