POLÍTICA >

El Gobierno busca alguna fórmula para cubrir 140 millones de deuda

Javier González Ortiz y Martín Marrero
El consejero de Economía y Hacienda, Javier González Ortiz, conversa con el portavoz, Martín Marrero. / EFE

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

De los 200 millones de euros previstos en una emisión de deuda pública apta para materializar las dotaciones con cargo a la Reserva de Inversiones en Canarias (RIC), la Consejería de Economía y Hacienda solo ha cubierto “poco más” del 50%. El Gobierno regional busca ahora alguna “fórmula” para captar alrededor de 140 millones.

“No es una situación excepcional”, puntualizó ayer el portavoz del Ejecutivo. “También le ha pasado al Cabildo de Gran Canaria”, apostilló Martín Marrero. Los responsables autonómicos achacan esta circunstancia a la “singularidad” de que muchas empresas han preferido compensar pérdidas con la RIC antes que comprar deuda. “Entra dentro de lo razonable”, insistió.

El periodo de suscripción se inició el 29 de octubre y finalizó el pasado lunes. La modalidad consistía en la oferta de bonos a cinco años con un tipo de interés nominal del 2%.

Este instrumento está recogido en los presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2012, dentro de los límites de estabilidad. Este mecanismo permite financiar inversiones en infraestructuras y equipamientos incluidos en las cuentas públicas de este año.

Según las condiciones, cualquier persona física o jurídica podía participar a través de las siguientes entidades: Banco Santander, Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, Banco Español de Crédito, Bankia, Banco Mare Nostrum, Banco Sabadell, Banca March, CaixaBank, Banco Popular Español, Bankinter, Banco Cooperativo Español, Banco CAM y Caja de Arquitectos.

En la misma rueda de prensa, Martín Marrero resaltó que el Ejecutivo garantiza el cumplimiento del 1,5% del déficit fijado para 2012. En referencia al informe del Observatorio Fiscal y Financiero de las Comunidades Autónomas, de Fedea, Marrero dijo que incurre en dos errores garrafales. “No computa el incremento impositivo de julio ni las retenciones de crédito de hasta 400 millones, que aún no se han gastado”, arguyó.