industria >

Industria ordena parar la extracción de material para el puerto de Granadilla

Imagen de archivo de las obras para el puerto de Granadilla. | DA

EFE | Santa Cruz de Tenerife

La Dirección General de Industria del Gobierno de Canarias ha ordenado paralizar la extracción de materiales para las obras del puerto de Granadilla de Abona (Tenerife) al no contar las canteras de las que se están extrayendo áridos las autorizaciones necesarias.

Así lo indica el director general de Industria, Juan Antonio León, en una resolución a la que ha tenido acceso Efe y con la que responde a un escrito que sobre este asunto le dirigió la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN).

En su resolución el director general indica que se han realizado visitas de inspección a los puntos de extracción de material que han señalado ATAN, el Foro contra la Incineración y el Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.

Como consecuencia de esas comprobaciones, añade, se han iniciado varios expedientes al detectar que las obras de preparación de finas con excavaciones y abancalamientos exceden las condiciones impuestas por los ayuntamientos en las licencias municipales que puntualmente se otorgan para tal fin.

También exceden las disposiciones establecidas en la ley de Minas sobre la naturaleza de estos recursos, de dominio público y su régimen jurídico, al no cumplirse las condiciones de esta norma.

Entre ellas, explica el director general, por cuanto la excavación, es decir el movimiento de tierras que conlleva la obra, no puede ser considerada como de escasa importancia.

Además el material excedente, piedras y tierras no contaminadas, no tiene la consideración de residuo, pues no cumple con la definición establecida en la normativa de que se trata “de sustancia u objeto que tras su uso, su poseedor desecha y destina al abandono”.

Los taludes que se están alcanzando en la fase de obra superan los tres metros y llegan en algún caso a superar el doble de esta altura en la fase constructiva, con lo que los riesgos en la ejecución deberían ser tenidos en cuenta, con la correspondiente aplicación del reglamento general de normas básicas de seguridad minera y la normativa sobre prevención de riesgos laborales, añade.

Precisa también que la piedra está siendo comercializada, transportada, vendida y aprovechada en las obras del puerto de Granadilla “sin que conste autorización a alguno de los intervinientes” por parte de la Dirección General de Industria del Gobierno de Canarias ni de la Administración del Estado.

Agrega que representantes de la Dirección General de Industria se han reunido con responsables del Cabildo de Tenerife para poner de manifiesto los procedimientos exigibles a estas actividades para obtener las correspondientes calificaciones territoriales y licencias municipales, sin perjuicio de las autorizaciones de aprovechamiento que sean exigibles en cada caso.

Para ello la Dirección General de Industria ha puesto a disposición del Cabildo “toda la asistencia y cooperación que precise para el eficaz ejercicio de sus competencias”.

Pero en tanto no se obtengan las correspondientes autorizaciones para el aprovechamiento de los recursos de dominio público, advierte Industria, y según las leyes de Minas y de Prevención del Impacto Ecológico, las labores de explotación y puesta en el mercado de recursos geológicos “no pueden continuar en activo”, sin perjuicio de las responsabilidades que se deriven por la explotación de recursos sin la preceptiva autorización.

Además, prosigue Industria, queda pendiente de ejecutar la rehabilitación de los espacios afectados por las citadas extracciones dentro de los límites y condiciones que resulten de las actividades de explotación.