tribuna >

Leopoldo Cólogan, referente indiscutible en la política agraria de Canarias – Por Juan Ramón Hernández

La historia de nuestro principal producto agrícola: el plátano estará indefectiblemente unida a la de una persona: Leopoldo Cólogan Ponte. Es el referente indiscutible de este subsector, que ha conseguido colocar a nuestra fruta por antonomasia en el lugar que le corresponde, por su calidad y por su valor alimenticio.

Se cumplen 23 años de la creación de la Asociación Europea de Productores de Bananas (APEB), que incluye además a Guadalupe, Martinica y Madeira y Azores, la organización de la que Cólogan ha sido el único presidente con el apoyo de todas las regiones, lo que le ha permitido moverse por la intrincada Administración europea como Pedro por su casa.

La gestión de las exportaciones del plátano de Canarias en Europa es la envidia del resto de producciones de las islas. No ha sido fácil y sí lo ha sido. Se ha trabajado muy duro durante todos estos años para conseguir transmitir los valores de este producto, las dificultades de producir en unas islas ultraperiféricas que soportan grandes sobrecostes para conseguir colocar la fruta en Europa. Y este reto se ha hecho realidad, por el bien del plátano, incluso, en beneficio de Canarias en su conjunto. Y digo también que ha sido fácil porque el sabor y la calidad del plátano no tienen parangón en el mundo.

En los genes de este canario, nacido en Puerto de la Cruz, es fácil percibir la huella de sus ancestros irlandeses, que llegaron al Valle de La Orotava en el siglo XVIII y supieron allanar las dificultades comerciales venciendo distancias y, con ello, extendiendo el buen nombre de los canary hacia los mercados de Europa y América.

Se diría que el carácter emprendedor y el empeño por medirse ante los retos se acrecentó en él, el menor de diez hermanos, que desde muy joven optó por quedar al frente de la empresa familiar, interesándose por el cultivo del plátano, ávido en todo momento por ampliar su formación uniendo conocimientos y experiencias.

Cólogan ha sido una pieza clave a la hora de colaborar con las instancias comunitarias, los Estados y con el Gobierno de Canarias en la creación de la OCM del plátano; participó, igualmente, en el establecimiento del primer Programa de Opciones Específicas por la Lejanía y la Insularidad de las Islas Canarias (Poseican), y contribuyó activamente a la introducción de la agricultura canaria en la PAC. Con igual empeño participó en los trabajos que se desarrollaron para alcanzar el debido consenso que dio paso a la Ley de Aguas de Canarias, y en otros muchos foros que han permitido consolidar los imprescindibles apoyos que se precisan para dar continuidad al sector agrario de las islas.

En los últimos años se le ha reconocido su trabajo. Leopoldo Cólogan ha recibido la Medalla de Oro de Canarias, la Encomienda de Número de la Orden del Mérito Agrícola, Pesquero y Alimentario, la Distinción Honorífica de los Premios Agrarios, Pesqueros y Alimentarios de Canarias y la Insignia Honorífica del Gobierno de Madeira.

Todos esos logros, a lo largo de toda una vida dedicada a la marca canaria más conocida en el mundo, dejan constancia del trabajo de toda una existencia.

*CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS DEL GOBIERNO DE CANARIAS