el recortable > Blanca Delia García

El mejor clima del mundo – Blanca Delia García

Mis amigos llegaron con mucha ilusión. Venían de la fría Europa y tenían ganas de sol y playa, pero su gozo en un pozo. Después de uno de los inviernos más secos que se recuerdan, diluvió o tal vez no tanto, pero lo que es seguro es que no pudieron disfrutar de los prometidos baños en el océano.

Hizo calor, pero era pegajoso. Nada que ver con las imágenes y los eslóganes del paraíso y la tierra afortunada. Así que los europeos se dieron algún que otro chapuzón en la piscina -que no estaba el mar para bromas- y rastrearon sin mucha satisfacción entre las escasas pistas culturales de mi tierra.

No sé si Canarias tiene el mejor clima del mundo -nunca me atrevería a tal afirmación-, pero de lo que sí estoy convencida es de que tenemos uno de los mayores ombligos del planeta Tierra.

World Travel Market, una feria obligada para el sector turístico. Se celebra cada año en Londres y, como no puede ser de otro modo, allí está nuestro archipiélago, que una vez más pretende promocionar las bondades climatológicas.

Eso sí, este año hay una novedad: Gran Canaria optó por el pabellón de Turespaña y, contando con el beneplácito presencial del ministro de Turismo, se alejó del paraguas regional. Como consecuencia, y no sin razón, se acusa de partidismo al representante nacional -nuestro canario en el Gobierno estatal- o se recuerda que hace años en el stand de Tenerife aparecían fotos de Gran Canaria y de Fuerteventura.

Son variados los argumentos para justificar el feo, innecesario y peligroso desplante, pero hay que reconocer que al menos en la isla de enfrente, esa a la que queremos quitarle el gran, existe una idea diferente, y puede que hasta acertada, para atraer a los visitantes.

Gran Canaria se muestra como un destino atractivo para los deportistas, con añadidos valorados por quienes quieren mejorar su estado físico. Hasta presenta como reclamo a estrellas del fútbol profesional, eclipsadas eso sí por la justa sentencia del TC sobre el matrimonio homosexual y las elecciones de EE.UU.

Ya es hora de reconocer en conciencia plena que el mundo es grande y diverso; hacen falta propuestas más imaginativas que el anuncio de plan de crecimiento y empleo para relanzar la competitividad y generar trabajo, del que también habría mucho que decir, por no hablar de a dónde van los dineros que genera el turismo.

Canarias es un espacio singular, sí, pero singulares somos todas y cada una de las personas, aunque de poco nos sirve si no nos cultivamos y capacitamos para afrontar este mundo cada vez más competitivo.