Boxeo >

La oportunidad de Jonay Risco

Jonay Risco
Jonay Risco se medirá con Gil Silva. / SERGIO MÉNDEZ

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

La carrera de Jonay Risco no tiene límites. El campeón de España profesional del peso medio quiere dar un paso más en su trayectoria y tendrá la oportunidad de hacerlo el próximo día uno de diciembre en Portugal. Allí se medirá con el local Gil Silva en un combate pactado a cinco asaltos de tres minutos de duración con el cinturón del Campeonato Mundial de la WKN en juego.

El tinerfeño atraviesa por un proceso gripal que ha retrasado su periodo de preparación espera dar otro paso hacia los grandes. “Estoy muy bien y muy concienciado para darlo todo y traerme el cinturón para casa”, comenta Risco, que tiene claro que peleando fuera de casa no se puede guardar nada por lo que entiende que “tengo que meterle ritmo al combate desde el principio porque es un rival duro”.

Después de haber visto algunos de sus vídeos, el fajador tinerfeño describe a su rival por el título mundial como un púgil “muy fuerte, que combina con dos manos, la patada arriba y la rodilla”.

En su línea de ir paso a paso, Risco no quiere plantearse nada más allá del duelo de Lisboa, pero tiene una cuenta pendiente que quiere saldar.

Mentalmente está preparado para un duelo de revancha con Andy Ristie. El de Surinam le venció antes del límite hace un año en el Santiago Martín después de que el fajador sureño hiciera un meritorio trabajo. En 2012 Risco se ha hecho acreedor a la oportunida de volver a verse las caras con Ristie, pero antes tendrá que liquidar al portugués Gil Silva.