San Juan de la Rambla >

Paso de gigante para integrar los senderos locales en la red europea

LUIS F. FEBLES | San Juan de la Rambla

SENDERO DE LA COSTA SAN JUAN DE LA RAMBLA
El turismo y los comercios locales serán algunos de los grandes beneficiados por el reconocimiento. / Da

El municipio de San Juan de la Rambla da los primeros pasos para que los caminos y senderos públicos se integren en la red europea de trayectos señalizados y homologados.

Así, la concejalía de Turismo del Ayuntamiento ramblero, que dirige Tomás Mesa (PP), en colaboración con la Federación Canaria de Montañismo, trabaja ya en este proyecto que pretende situar al sendero circular que comprende Rambla de los Caballos, Barranco de Ruiz, Camino de los Difuntos y el casco histórico, en el panorama natural y turístico de Europa, además de unir en un engranaje perfecto la zona de la costa, medianías y centro neurálgico.

Desde el área de Turismo aseguran que “ya se han cumplido los parámetros que marca el organismo internacional, a falta exclusivamente de la señalización y la constatación de los expertos. Esperamos que en el primer semestre del año sea una realidad”.

En este sentido, explican que se priorizará en el itinerario circular debido a que por la orografía del terreno y por su área de influencia “atraería a un importante número de visitantes, beneficiando al comercio local”.

Esta idea, que se une a la que se desarrolló recientemente en la que el plátano es el producto que unirá una ruta turística por las plantaciones y empaquetados, cuenta con la colaboración del Centro Ocupacional de Discapacitados que realizará todo el material en madera tratada de balizamiento y paneles informativos para los citados senderos.

CAMINOS A SEÑALIZAR

La primera ruta a señalizar será Rambla de Los Caballos, un antiguo camino real del que aún se conserva en algunos tramos y que desde finales del siglo XV une Icod de los Vinos y Puerto de la Cruz por la costa, donde era muy frecuente el tránsito de personas con sus mercancías, utilizando caballos y otras bestias de carga. Le seguirán Barranco de Ruiz, un área protegida, declarada como sitio de interés científico en la Ley de Espacios Protegidos de Canarias; Camino de los Difuntos, un paso obligatorio de muchos vecinos que depositaban el féretro para descansar en su trayecto hacia la iglesia de San Juan; y el casco histórico, un espacio catalogado como Bien de interés Cultural (BIC) en el año 1993 con categoría de Conjunto Histórico.
De esta forma, el Consistorio intenta potenciar el agroturismo y elevar a San Juan de la Rambla a los altares del turismo sostenible, siendo un foco de atracción para los amantes de la naturaleza y la cultura.