política>

El PP canario exige la dimisión de Rivero y llama a la “regeneración política” contra una CC “fosilizada” en el poder

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

El Partido Popular (PP) ha exigido este lunes la dimisión de Paulino Rivero al frente del Gobierno de Canarias por su “incompetencia” para sacar a las islas de la crisis y llama a la “regeneración política” para cerrar una etapa de “monopolio político” de Coalición Canaria (CC), que se encuentra “fosilizada” en el poder.

En rueda de prensa, el secretario general, Asier Antona, y la portavoz parlamentaria, María Australia Navarro, han insistido en que el presidente canario debe “mandarse a mudar” y dejar paso al partido “que ganó las elecciones” para liderar el “clamor popular” contra el “victimismo y el frentismo” del Ejecutivo regional.

Según Antona, el PP está dispuesto a gobernar con aquellas fuerzas políticas que están a favor del cambio en las islas, ya sea el propio PSOE o sectores de CC.

Antona ha dicho que se ha acabado el tiempo de “echar las culpas” y ha criticado la “tozudez” de Rivero por no afrontar las reformas que, a su juicio, necesita Canarias para salir de la crisis.

“No podemos seguir con un presidente sin brújula, sin proyecto y llorón. Está tocado y perdido e inmerso en una batalla permanente y no seremos cómplices de un Gobierno incapaz que corre el riesgo de aislar a Canarias”, ha destacado.

Navarro, por su parte, ha avanzado que el Gobierno canario está “desbordado” porque los socios no se ponen de acuerdo para elaborar los presupuestos del próximo año, lo que, en su opinión, “amenaza” la continuidad del pacto entre CC y PSOE.

DESOBEDIENCIA A LA LEY
“Los socios están en desacuerdo y como no hay talla política ni coraje, incumplen la ley en un ejercicio absurdo de desobediencia. Estamos en un callejón sin salida y nada se cambia con amenazas y lloriqueos”, ha explicado.

La portavoz parlamentaria ha criticado también la “farsa” del pleno extraordinario de este martes en el que se va a debatir el impacto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en Canarias, ya que el ajuste inversor es solo del seis por ciento -un tres por ciento si se tienen en cuenta las obras hidráulicas y de carreteras- y la inversión media por habitante es superior a la de otras Comunidades Autónomas como Madrid, Cataluña, Valencia, País Vasco o Baleares.