POLÍTICA >

PP y PSC dan un sí al “pacto social por Tenerife” que propone Clavijo

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

Los máximos dirigentes del PP y del PSOE en Tenerife, Manuel Domínguez y Manuel Fumero, aceptaron ayer la invitación del presidente insular de CC, Fernando Clavijo, a fomentar entre los tres partidos un debate social sobre cuestiones como empleo, sanidad, educación y servicios sociales, para llegar a un acuerdo básico de prioridades públicas.

En declaraciones a este periódico, tanto Domínguez como Fumero han mostrado su total disposición a reunirse cuanto antes con Clavijo y trazar en común una hoja de ruta para convocar mesas sectoriales en las que participen organizaciones políticas, sindicales, empresariales y ciudadanas, así como representantes de la Universidad.

El líder del PP en Tenerife y alcalde de Los Realejos manifestó que la idea de Clavijo “es una buena iniciativa para el momento tan duro que vivimos”, en el que “los vecinos demandan soluciones urgentes”. A juicio de Domínguez, “es posible llegar a puntos de encuentro” sobre cuestiones básicas para el futuro de la Isla, “sobre todo cuando detrás de los partidos hay personas coherentes, lo que hace que el diálogo sea sencillo y positivo”.

El presidente popular afirma que el primer paso ahora será “que entre las tres formaciones políticas más representativas definan un protocolo de actuación y los aspectos en que se concretará el debate” y a partir de ahí abrirlo a la sociedad. Al igual que Clavijo, Domínguez opina que “más allá del debate político, existen puntos de confluencia y unión entre los partidos, porque cuando analizas las cifras de desempleo, el índice de pobreza, o las listas de espera en Sanidad, te das cuenta de que no se puede hacer política con eso, y que todo lo que se tenga en la chistera hay que ponerlo sobre la mesa” para contribuir a dar soluciones.

En la misma línea se expresó ayer el secretario general del PSOE en Tenerife, Manuel Fumero. “Me sentaré sin ningún problema con ellos”, dijo en alusión a Domínguez y Clavijo, “porque hay que consensuar medidas de interés general para la Isla, con un nuevo mapa de prioridades, ya que el próximo año será aún más devastador para la economía y se puede agravar el drama social”.

Fumero, que también es regidor municipal, en este caso de Vilaflor, dijo que a los tres líderes políticos les une el ser alcaldes, por lo que son “conocedores” por igual de los problemas sociales “con cara, nombre y apellidos”, y eso supone “una motivación más para llegar a acuerdos” sobre servicios sociales, empleo, educación vivienda o infraestructuras, como la del futuro hospital del Sur, a su juicio insuficientemente dotada en los presupuestos del Gobierno canario para 2013.

Fumero está convencido de que nadie buscará rédito político a esta iniciativa de un debate social, “pues el que lo intente será excluido por el resto”, y abundó en que “la época que vivimos exige en política sentido común, mejor gestión con menos dinero y buenas prácticas”.