Santa Cruz >

El proyecto básico de San Andrés ya avisa sobre el muelle deportivo

Proyecto marina deportiva de San Andrés
El proyecto básico (en la imagen) se presentó en octubre. / FRAN PALLERO

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

Si ayer el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria se mostraban sorprendido uno y contrariada la otra por la activación del proyecto de la marina deportiva de San Andrés por parte del Estado, una iniciativa que ya no era tenida en cuenta por ninguna de las dos administraciones, hoy, al presentar la Memoria del Proyecto Básico de Protección del Frente Litoral de San Andrés durante la Comisión de Control Municipal, la propia institución de Puertos, encargada de redactarlo, recoge en los condicionantes previos al diseño de las alternativas planteadas la existencia de una concesión administrativa otorgada a la entidad Parque Marítimo Anaga S. A. Según se incluye en esa memoria: “Debido al posible desarrollo, junto a la zona objeto de estudio, de la dársena deportiva, a la hora de diseñar en planta las alternativas, hay que tener en cuenta la existencia de esta concesión administrativa”.

Continúa el organismo estatal diciendo que, por tanto, “hay que tener en cuenta que no se puede ocupar el suelo perteneciente a dicha concesión”, y añade que “será necesario conocer la interacción con el entorno de la nueva estructura de protección”. Por último, señala que, actualmente, el Proyecto Modificado de Obra Civil de la concesión administrativa otorgada se encuentra en tramitación ambiental, así como en trámite concursal.

Llama la atención la respuesta de ambas administraciones, ya que ayer el Ayuntamiento aseguraba que desconocía la continuidad del proyecto, y la Autoridad Portuaria que solo obedecía al Consejo de Estado al seguir con el trámite ambiental. Esta memoria fue entregada por el concejal de Obras y Servicios de Santa Cruz, Dámaso Arteaga, a petición de Alternativa Sí se puede. Arteaga alegó que no podía entregar el proyecto en su totalidad, dado lo extenso de la documentación y por lo que presentó la memoria del mismo, en la que se recogen las alternativas barajadas, hasta 14, para el desarrollo del dique semisumergido, para, finalmente, optar por una con un coste total de más de dos millones de euros.

Desde los grupos de la oposición se aseguró que la información proporcionada no añadía nada nuevo a la que ya habían suministrado meses atrás, antes de la presentación del proyecto básico. Incluso, sostuvieron, tal y como se refleja en una de las páginas, que esa información data de mayo de 2012. Arteaga negó este extremo y explicó esta fecha, en función de que, “el proyecto básico se ha ido constituyendo con la información aportada a lo largo de todos estos meses y, por eso, es posible que en algún folio figure la fecha en la que fue redactada esa parte”. “La realidad”, agregó, “es que el proyecto se finalizó en septiembre y la memoria recoge toda la información de ese proyecto”.

CRÍTICAS

Desde la oposición se criticó duramente el retraso en esta obra, así como la implicación de las distintas administraciones. Pedro Fernández Arcila (SSP) llegó a afirmar: “O nos engañan a nosotros o le toman el pelo a ustedes; a lo que Guillermo Guigou añadió: “O las dos cosas”. Y todo ello en relación a la actitud de la Autoridad Portuaria tanto en la escollera como en la marina deportiva de San Andrés. Por su parte, José Manuel Corrales (XTF) defendió que lo que hay que hacer es dejar de echarse la culpa unos a otros y buscar soluciones. Ana Zurita (PP) insistió en que lo que debe realizar el Ayuntamiento es terminar el proyecto de una vez y entonces “todas las administraciones buscaremos la forma de financiarlo”.