presupuestos canarios>

El PSOE reconoce que no le gustan “estos presupuestos” autonómicos

presidenta del grupo parlamentario socialista, Dolores Padrón, durante un pleno
La presidenta del grupo parlamentario socialista, Dolores Padrón, durante un pleno. | DA

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

El PSOE reconoció ayer públicamente, como ya había hecho en privado, que los presupuestos regionales de 2013 “no son buenos para Canarias”. No es un reproche a su socio nacionalista en el Ejecutivo autonómico, sino una reprimenda al Gobierno de la nación y al PP por “intentar dinamitar el pacto”.

En una comparecencia ante los medios de comunicación, el día siguiente a otra similar del PP, tanto la presidenta del grupo socialista, Lola Padrón, como su portavoz, Manuel Fajardo, repartieron estopa y justificaron las restricciones en los “brutales” recortes que aplican los presupuestos generales del Estado. Al respecto, recordaron que el 62% de los ingresos de la Comunidad Autónoma proceden de las arcas nacionales.

Coincidiendo con el inicio de la tramitación parlamentaria del proyecto de ley, el PSOE anunció la presentación de enmiendas al articulado para mejorar determinadas partidas, como las asignadas a los hospitales del Norte y del Sur de Tenerife. Padrón adelantó que los socialistas plantearán una financiación de 3 a 4 millones de euros para el segundo de los centros sanitarios. Eso sí, al igual que ocurrió con los presupuestos de 2012, el PSOE negociará con CC-CCN-PNC a fin de no dar una imagen de división en el Gobierno, que “es uno solo, y no como antes”.

De “sarcasmo” y “cinismo” tacharon la circunstancia de que la oposición mayoritaria calificara de “antisociales” estos presupuestos, a los que Padrón se refirió como de “resistencia” ante los “ataques” del PP. En este sentido, la diputada del PSOE resaltó que su partido no sucumbirá a la “estrategia de acoso y derribo”, por lo que se reafirmó en el compromiso de garantizar las política sociales. “No vamos a salir corriendo”, remachó.

Del “derrumbe” del Estado de bienestar, el PSOE cree que ha salvado los muebles y que el resultado hubiera sido aún peor de no estar en el Ejecutivo. “Se mantiene el núcleo”, puso de relieve.

Dolores Padrón se preocupó en despejar cualquier duda sobre un hipotético enfrentamiento entre el PSOE y CC. “Es verdad que los fondos para formación y empleo disminuyen un 44,7%”, dijo, “pero eso es consecuencia de la reducción de 30 millones [de 40 a 10] en las transferencias del Estado”. Por lo demás, aseveró que los presupuestos de sanidad son “dignos”, sin el céntimo sanitario ni la privatización de hospitales.