casa real >

El Rey recibirá el alta en “tres o cuatro días” y en un mes podría estar recuperado

EUROPA PRESS | Madrid

El Rey recibirá el alta en “tres o cuatro días” y en un mes podría estar plenamente recuperado de la operación de cadera a la que fue sometido anoche, según ha informado el doctor Ángel Villamor en rueda de prensa.

El monarca presenta una “evolución muy positiva” de la intervención quirúrgica y esta mañana ha pasado a planta después de recibir las primeras curas, según detalló el doctor.

Don Juan Carlos ha pasado una noche tranquila y no ha necesitado analgesia. Esta mañana ha desayunado con normalidad y en breve empezará a hacer ejercicios de fisioterapia, según explicó el médico.

El doctor Villamor dijo que el monarca “está muy animado” y “va a recuperar su ritmo sin problemas” después de una operación que “no ha tenido ninguna complicación”. La operación a Don Juan Carlos se ha realizado en el Hospital Quirón San José de Madrid, duró 90 minutos y se realizó bajo anestesia general “porque el paciente no quería escuchar ruidos de sierra ni de martillos”, según indicó el médico.

La cirugía a la que ha sido sometido Don Juan Carlos ha consistido en una incisión “muy pequeña”, de unos siete centímetros, y “con pocos daños” en los tejidos, lo que permite una pronta recuperación del paciente. Asimismo, la prótesis implantada es de última generación e “intenta optimizar el agarre al hueso”, lo que también facilita apoyar la cadera y caminar “inmediatamente”.

La previsión del equipo médico es de que en un mes pueda estar totalmente recuperado, mientras que “en tres o cuatro días” podría marcharse a casa con autonomía para manejarse con las muletas y subir o bajar escaleras.

“Sinceramente, después de la prueba a la que le hemos sometido durante estos meses de sufrimiento en la que él ha tirado de dolores y ha seguido este ritmo, yo creo que va a volver a recuperar su ritmo sin problemas, sin lugar a dudas”, ha explicado el doctor Villamor.

EL REY DECIDIÓ LA FECHA

En este sentido, ha aclarado que ha sido el propio Rey quien ha elegido una fecha para operarse “en la que ya no quedaban compromisos tan importantes y podía suprimirlos”, por lo que podrá tener “más cuidados” en las actividades postoperatorias. “Queremos tomárnoslo con tranquilidad para que se haga lo más seguro y cómodo posible”, ha señalado.

En cualquier caso, ha resaltado que esta cirugía no supondrá limitaciones en la actividad del monarca más allá del tiempo de recuperación, puesto que pacientes con esta prótesis incluso practican deporte. Asimismo, ha destacado que el Rey podrá apoyar en la cadera operada, lo que también evitará “sobrecargar menos” la cadera derecha operada anteriormente.

El monarca ha aplazado esta operación de cadera varios meses debido a los compromisos en su agenda, que culminaron el pasado fin de semana con la Cumbre Iberoamericana. No obstante, Villamor ha aclarado que el retraso en la operación debido a sus compromisos no supondrá “consecuencias negativas” para su salud.

En este sentido, ha explicado cómo la decisión de operarse la cadera corresponde a los pacientes, quienes deciden entrar a quirófano “cuando se hartan de ello”. A pesar de asegurar que él se habría operado “hace bastante”, el doctor ha resaltado que resulta “muy difícil” elegir el día y que, en el caso del Rey, ha sido una decisión tomada “entre compromisos, obligaciones y dolores”.

HINCHAZÓN EN LA CARA

Villamor también ha aclarado que la hinchazón de la cara de Don Juan Carlos, visible en su última comparecencia, es consecuencia de los corticoides administrados en los últimos días. “Es cierto que ha estado sufriendo mucho, ha estado con mucha medicación y es muy probable que entre los fármacos que le hemos dado hubieses corticoides”, ha apuntado.

No obstante, ha aseverado que se trata de un recurso habitual en este tipo de operaciones y, una vez realizada la operación, el equipo médico espera que el paciente no vuelva a necesitar analgesia y “se produzca una mejoría en breve” en este apartado.

DÉCIMA OPERACIÓN DESDE LOS 80

Don Juan Carlos ha pasado la noche en observación postoperatoria. Tanto la Reina como el Príncipe se acercaron anoche al centro para seguir la evolución de la operación y posteriormente dialogaron con el doctor que dirigió la intervención, el traumatólogo Ángel Villamor, que ya ha operado al monarca en ocasiones anteriores de la cadera, rodilla y tendón de Aquiles.

Ésta ha sido la décima operación del monarca desde los años 80 y ha tenido lugar apenas siete meses después de que le reconstruyeran con una prótesis la cadera derecha, desgastada por la artrosis y que se fracturó tras sufrir una caída en su polémico viaje de caza a Botsuana.