X

Sanidad está abierta a conservar Cardiología Infantil, pero reestructurada

   

EFE | Las Palmas

La Consejería de Sanidad está dispuesta a buscar fórmulas para mantener la Unidad de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas del Hospital Materno Infantil de Gran Canaria, aunque con otra estructura y menores dimensiones, han informado a Efe fuentes de ese servicio.

La consejera de Sanidad, Brígida Mendoza, y la directora del Servicio Canario de la Salud, Juana María Reyes, se han reunido hoy con las asociaciones Corazón y Vida y Canaria Tricontinental de Cardiopatías Congénitas, así como con dos de los responsables de esa unidad, para analizar sus posibilidades de futuro.

Sanidad había anunciado en las últimas semanas el cierre de ese servicio -el único en su especialidad que existe en el archipiélago- lo que ha suscitado críticas de todo tipo de colectivos, desde los pacientes, hasta las organizaciones médicas, pasando por miembros de uno de los dos partidos que forman el Gobierno canario, el PSOE.

Entre quienes criticaban esa medida, se defendía que no había razones para cerrar la unidad y se advertía de que obligar a los niños canarios con esas patologías a desplazarse a la península para recibir atención especializada suponía un grave riesgo.

Las partes que han asistido a la reunión tienen previsto presentar mañana, en rueda de prensa, cuál es el acuerdo alcanzado.

Fuentes de la unidad afectada por ese posible cierre, han señalado a Efe que se ha percibido un “cambio de actitud” en la Consejería sobre el futuro de este servicio y una voluntad de crear un “clima de colaboración” para buscar una alternativa.

Según estas fuentes, Sanidad está dispuesta a estudiar fórmulas que permitan seguir contando con ese servicio en Canarias, si bien con otra estructura organizativa, con otra dimensión de plantilla y otros objetivos asistenciales.