CD TENERIFE >

Sin problemas con Hacienda

Miguel Concepción
Desde la llegada de Miguel Concepción al CD Tenerife, se ha rebajado la deuda con Hacienda. / DA

ÓSCAR HERRERA | Santa Cruz de Tenerife

Lo anunció el miércoles el presidente del Gobierno. Mariano Rajoy dijo en la Cadena Cope que “los clubes de fútbol van a pagar su deuda con Hacienda y la Seguridad Social. De hecho, ya la están pagando”. La Agencia Tributaria ya está actuando y se ha hecho visible en el caso concreto del Deportivo de La Coruña. Hacienda ha embargado todos los ingresos del club gallego por una deuda que alcanzaría los 34 millones de euros.

La Agencia Tributaria (AEAT) pretende saldar cuanto antes la deuda que los clubes de fútbol mantienen con el Estado (recientemente reconocida en 750 millones de euros), y para ello va a cumplir a rajatabla las exigencias de pago con los clubes morosos, o con aquellos que no ha llegado a ningún acuerdo de fraccionamiento de pago para cumplir con sus obligaciones fiscales. “En lo que va de 2012, se ha desarrollado una gestión de cobro que ha supuesto para el erario público unos ingresos que han ascendido a 132,9 millones de euros”, señaló la Agencia Tributaria en un comunicado. “La política estratégica de la AEAT en relación con el sector del fútbol es impedir la generación de más deuda, y reducir el importe de la ya existente de años anteriores”, se explica en el documento remitido. En el caso del CD Tenerife existe tranquilidad en ese sentido. La entidad que preside Miguel Concepción está al corriente de pago con el fisco. La deuda está regularizada en función del convenio al que se llegó en su momento con la AEAT para aplazar y fraccionar la deuda pendiente. A día de hoy el CD Tenerife cumple religiosamente con los pagos acordados y está al corriente del abono de dichas cantidades.

El club tenía una deuda histórica con Hacienda que comprendía el período 2002-2005. A la llegada de Miguel Concepción a la presidencia, la deuda del Tenerife con la AEAT era de 13.300.000 euros. Seis años más tarde se ha conseguido rebajar esa cantidad hasta los 3.300.000 euros que se deben a día de hoy. Hay que recordar que en la temporada 2009-2010, el club ya tuvo que hacer frente a una cuantiosa cantidad que adeudaba a la hacienda pública. En aquel caso, y con el ascenso a Primera División, el contrato que firmó la entidad blanquiazul con Sogecable sirvió para que la Agencia Tributaria saldara buena parte de la deuda. De los ingresos por televisión acordados con el operador, Hacienda “se quedó” con buena parte de ellos, a pesar de que desde el club buscaron la fórmula para disponer de mayor liquidez, y así poder confeccionar una plantilla más competitiva que pudiera ser garante para una permanencia, y así aumentar los ingresos en temporadas venideras. Desde Hacienda se entendió mejor aquello de “mejor pájaro en mano que ciento volando”, y dejó al club con escaso margen de maniobra para el presupuesto destinado al área deportiva; algo que repercutió negativamente en el nivel de la plantilla para aquella temporada y que se pagó con el descenso a Segunda. Ahora que muchos clubes del fútbol español están amenazados por sus desorbitadas deudas con el fisco, en el Callejón del Combate miran con relativa tranquilidad la creciente alarma que en otras sociedades anónimas deportivas. El CD Tenerife cumple con Hacienda, y en ese aspecto, sus dirigentes pueden dormir tranquilos.