presupuestos 2012 >

Spínola: “Me dejo la piel para que no haya despidos de empleados públicos”

EFE | Santa Cruz

El consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias, Francisco Hernández Spínola, afirmó hoy que se está “dejando la piel” para que no haya despidos colectivos de empleados públicos en la Comunidad Autónoma, mientras que el diputado del grupo Popular Emilio Moreno aseguró que sí habrá despidos y acusó al Gobierno regional de política errática y poco realista.

Las discrepancias entre el representante del Ejecutivo regional y el parlamentario popular se produjeron durante la presentación en comisión parlamentaria de las partidas correspondientes a la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad en el proyecto de ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2013, que asciende a 189.762.426 euros, un descenso en un 8,4 por ciento respecto a los de este año.

Francisco Hernández Spínola precisó que los presupuestos son “duros y difíciles” y puntualizó que se reduce en un 3,25 por ciento la partida para el capítulo 1, gastos de personal, lo que en términos absolutos supone 87 millones de euros menos respecto a 2012.

Este recorte se hará sin despidos masivos y sin una rebaja general de las retribuciones de los empleados autonómicos, aseguró.

No obstante, puntualizó el consejero que algunas de las medidas en este ámbito no están recogidas en el proyecto presupuestario porque deben ser objeto de negociación en la mesa general de empleados públicos, que será convocada la próxima semana.

Al respecto, la propuesta del Gobierno de Canarias consiste en reducir horario y sueldo para 3.306 empleados que forman parte del personal laboral temporal y funcionarios interinos, con excepción del personal estatutario del Servicio Canario de la Salud, docentes y Justicia.

Además se congelará la oferta de empleo público, salvo el 10 por ciento de reposición, no se renovarán los contratos temporales, no se repondrán las jubilaciones, se revocarán las prolongaciones de servicio a mayores de 65 años, no se concederán nuevas ampliaciones de la vida laboral, se aplicará la nueva regulación de la incapacidad temporal y se potenciará la redistribución de personal.

Con estas medidas se generará un ahorro de unos 67 millones de euros, según las previsiones del Gobierno.

El consejero dijo que tiene “la mano tendida a todos los empleados públicos” y el Gobierno se esforzará “en las reuniones que sean necesarias”, aunque el Ejecutivo también deberá adoptar las decisiones que sean necesarias “sin que le tiemble la mano”.

El diputado popular Emilio Moreno discrepó del consejero y aseguró que anuncia estas medidas de reducción salarial y de horario para crear alarma social y así disminuir las protestas ante los recortes y los despidos que en su opinión sí se van a producir.

Por ello pidió al Gobierno “que corrija estos presupuestos” con medidas como la posibilidad de privatizar la Radiotelevisión Canaria y suprimir la policía autonómica, además de racionalizar el gasto público.

Sobre este asunto Hernández Spínola dijo que el Gobierno canario va a reducir el número de altos cargos y de personal eventual, al tiempo que reprochó al PP que sea “absolutamente incoherente” por pedir para las islas lo que no hace en las instituciones en las que gobierna.

Advirtió de que precisamente la reforma laboral “alienta el despedir colectivamente a los trabajadores públicos”.

El portavoz del grupo Mixto, Román Rodríguez, consideró que habrá una destrucción masiva de empleo público porque también se destruye empleo cuando no se reponen las jubilaciones ni se renuevan los contratos, y por ello pidió al consejero “que no dulcifique una realidad indiscutible”.

Hernández Spínola también se refirió al descenso del 36 por ciento en el capítulo de inversiones de la Consejería, que atribuyó a la culminación de las obras de los edificios de Justicia de Las Palmas de Gran Canaria y La Laguna (Tenerife), y precisó que la administración judicial acapara 78 de cada cien euros del presupuesto de su departamento, con un total de 147.624.627 euros en 2013.

Además se revisarán las cuantías que se pagan a abogados y procuradores para ajustar sus remuneraciones a la nueva realidad presupuestaria, en palabras del consejero, quien cifró la partida destinada a este fin en 18.300.000 euros.

Asimismo subrayó el consejero que se aumentará en un 6,7 por ciento la aportación a las corporaciones locales, con lo que se cumple el compromiso del Gobierno con cabildos y ayuntamientos “pese al notable decremento de la partida global para financiar los gastos de la Administración autonómica”, y señaló que el Fondo Canario de Financiación Municipal contará con una dotación de 230.750.272 euros.

También detalló que se consignarán 6.808.682 euros para las políticas de igualdad, de los que 5.015.000 euros se destinarán a la red de asistencia a víctimas de violencia de género, 222.981 a la asistencia integral de las víctimas y 402.374 euros a la financiación de los servicios del 112 en este ámbito.

Otra partida que mencionó el consejero es la consignación de 688.198 euros para la Dirección General de Relaciones Institucionales y Participación Ciudadana, que en 2013 pretende “dar un salto exponencial en el cumplimiento de los criterios de transparencia” y creará con este objetivo un portal en internet, entre otros asuntos.