tenerife>

Tenerife tratará desde 2013 toda la basura antes de que vaya al vertedero

EFE | La Laguna

El Complejo Ambiental de Tenerife doblará el turno de la planta de separación de residuos a partir de enero de 2013, lo que permitirá que ninguna basura que se genere en la isla vaya directamente al vertedero.

Francisco Hernández, jefe de servicio del área de Sostenibiliad, Recursos y Energía del Cabildo de Tenerife, ha explicado que en la actualidad el cincuenta por ciento de la basura mezclada pasa por la planta, mientras que con el doble turno se conseguirá tratar toda la basura antes de que llegue al vertedero, ubicado en el municipio de Arico, y “se separará todo lo separable”.

El Cabildo de Tenerife se encuentra tramitando una nueva tasa para financiar que la planta esté operativa el doble del tiempo, aunque Hernández ha adelantado que la subida para los ayuntamientos será “prácticamente nula”.

Con esta medida, se podrá evitar que cincuenta toneladas de cada cien vayan directamente al vertedero y se podrá bioestabilizar la materia orgánica, con lo que ya no estaría putrefacta en el vertedero, olerá menos y se mejorará la gestión.

Francisco Hernández ha comentado que diariamente llegan al Complejo Ambiental de Tenerife 2.500 toneladas de basura y ha destacado el coste que supone que no se separe la basura en los hogares.

Ha explicado que cuando un consumidor compra un envase o una botella de vidrio, paga por lo que se recicla ya que en el coste del producto está incluido su reciclaje cuando se deposita en su contenedor correspondiente.

Sin embargo, ha añadido, si el envase termina en la bolsa de la basura mezclada, el dinero que pagó por el reciclaje está perdido y, además, supone un incremento en las tasas.

Hernández ha resaltado la labor del Cabildo de Tenerife, que desde hace 30 años mantiene la política de residuos más innovadora y sostenible de Canarias, ha considerado.

Ha relatado que en los años ochenta, Tenerife pasó de tener cerca de 300 vertederos incontrolados a un único vertedero insular, y ha destacado que la isla dispone de un sólido sistema de gestión de residuos, sobre el que se articula una política de residuos que cumple con la normativa europea, estatal y regional.